ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah

En este lugar pretendemos dar información clara acerca de Ahl al Sunnah wal Yama'ah. Con absoluta fidelidad y obediencia a los principios islámicos traídos por inspiración Divina a nuestro Profeta salla Allah aleihi wa salam
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 La barba

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2886

MensajeTema: La barba   Sáb Dic 20, 2008 2:19 pm




Alabado sea Allah.


Es waayib (obligatorio) dejar crecer la barba, y rasurarse es haraam (prohibido). El Imám Ahmad, al-Bujari, Muslim y otros narraron de Ibn ‘Umar (que Allah esté complacido con él y su padre) que el
Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah estén con él) dijo:

“Diferenciaos de los mushrikin: dejaos crecer la barba y recortad el bigote”.

Ahmad y Muslim registraron de Abu Hurayrah (que Allah esté complacido con él) que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah estén con él) dijo:

“Recortaos el bigote y dejad crecer la barba: diferenciaos de los magos persas”.

Tener la costumbre de rasurarse la barba es un pecado grave (kabirah); a aquel que lo hace se le debe decir que no lo haga, y su acción debe ser denunciada, en especial si está en una posición de liderazgo religioso.


La idea de diferenciarse de los magos persas y otros mushrikin no significa ser diferentes en cada detalle, particularmente si ellos hacen algo recto o bueno de acuerdo con la fitrah (inclinación natural del hombre). Lo que significa es que debemos ser diferentes en temas en los que ellos se han desviado de la verdad y los dictados de la fitrah, e ido en contra del camino de los Profetas y Mensajeros rasurando sus barbas. Debemos ser diferentes dejando crecer nuestras barbas y recortando
nuestros bigotes, siguiendo la guía de los Profetas y Mensajeros y de acuerdo a la fitrah. Ha sido demostrado que el Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah estén con él) dijo:

“Diez cosas forman parte de la fitrah: recortarse el bigote, dejar crecer la barba, higienizarse los dientes con siwaak, enjuagarse la nariz con agua, cortarse las uñas, lavar las juntas de los dedos, depilarse las axilas, rasurar el cabello púbico y limpiar las partes privadas con agua”. (Registrado por Ahmad, Muslim y los cuatro autores de Sunan, y narrado por ‘A’ishah, que Allah esté complacido con ella).


Incluso si los incrédulos (kaafirun) empiezan a dejar crecer sus barbas, no significa que los musulmanes tienen permitido rasurar las suyas, porque como hemos dicho anteriormente, la idea no es ser diferentes en todo, sólo en las cosas en las que se han desviado de la verdad y de la fitrah.
Sheij Muhammad Salih Al-Munajjid



.



Última edición por Admin el Lun Mayo 02, 2011 11:48 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2886

MensajeTema: Re: La barba   Jue Abr 14, 2011 2:46 pm




En ocasiones soy preguntado sobre el tema del hiyab por algunos hermanos que quieren que yo aleccione a sus esposas o hijas, mostrándoles la obligatoriedad del hiyab. Si bien es cierto que el hiyab es obligatorio, y quiera Allah concederle a todas las hermanas en el Islam la fortaleza y la fe para vestirlo como corresponde, esos mismos hermanos envían un mensaje contradictorio a esas mujeres, y también a su fe, cuando ellos mismos no cumplen con una obligación que Allah ha impuesto a los hombres.

Exacto, la barba.

Cuando Allah le ordena a las mujeres vestir el hiyab en el Corán, justifica la causa y dice: “¡Oh, Profeta! Dile a tus mujeres, a tus hijas y a las mujeres de los creyentes que se cubran con sus mantos; es mejor para que se las reconozca y no sean molestadas. Allah es Absolvedor, Misericordioso.” (33:59) es decir, que al identificarlas como musulmanas no sean molestadas ni tentadas, porque el hiyab demuestra que son personas religiosas, que buscan la complacencia de Allah y no se mezclan ni buscan los placeres pasajeros de esta vida a costas de la fe del corazón y la recompensa del más allá.

La barba, tiene el mismo significado: Darnos una identidad como musulmanes, evidenciando a los hombres que somos religiosos y a las mujeres que no queremos ser tentados.

Para esos hermanos, que exigen a sus mujeres el hiyab, pero ni siquiera piensan en dejarse la barba, les dedico esta pequeña aclaración sobre la obligatoriedad (si, dije obligatorio, no dije “Sunnah”) de la barba.

Pruebas sobre la obligación de la barba en el Corán y la Sunnah

Abu Hurairah narró que el gobernante del Yemen, nombrado por el emperador persa Kisra, envío dos emisarios al Profeta sallalahu aleihi wasalam. Cuando llegaron ante él, advirtió que se habían afeitado la barba y se dejaron crecer el bigote. Detestando esa apariencia, dio vuelta la cara y dijo:
“¡Ay de ustedes! ¿Quién les dijo que hagan eso?”. Ellos respondieron: “Nuestro amo (Kisra)”.
El Mensajero sallalahu aleihi wasalam respondió: “Pero mi Señor, Exaltado y Glorificado sea, me ha ordenado dejarme crecer la barba y recortarme el bigote”. [Registrado por Ibn Yarir at-Tabarí, Ibn Sa’d, e Ibn Bishran. Verificado como hásan (bueno) por al-Albani (Fiqh us-Sirah de al-Ghazali p.359)]

Ibn ‘Umar -radia Allah anhum- narró que el Mensajero de Allah dijo: “Recórtense el bigote, pero déjense crecer la barba”. [Al-Bujari y Muslim].

Allah estableció en el Corán que seguir al Profeta en sus órdenes es una obligación:
“Quien obedezca al Mensajero obedece a Allah. Y quien le dé la espalda sepa que no te hemos enviado como un custodio de sus obras”. [4:80]

Definición lingüística

En árabe, se utiliza la palabra lihiah para decir barba que deriva de lahi que significa mandíbula. Por lo tanto, se define a la barba como el pelo que crece en el rostro sobre los huesos de las mandíbulas [Al-Qamus ul-Muhit de al-Fairuzabadi, y Lisan ul-Arab de Ibn Mandur].

Veredicto Legal

Dejarse crecer la barba es wayib (obligatorio) para todos los hombres musulmanes que puedan hacerlo.

La posición de los expertos de la antigüedad sobre el tema

Todos los sabios de as-Salaf us-Salih (las primeras generaciones de musulmanes), incluyendo los cuatro Imames, sostienen unánimemente que es haram (prohibido) afeitarse la barba.

Hánafis

Ibn-Abidin dijo: “Está prohibido que un hombre se afeite la barba”. (Radd ul-Muhtar [2:418])

Málikis

Abu al-Hásan: “Afeitarse la barba está prohibido, pues al cortarla se provoca una clara anulación de una obligación”. [Sharh ur-Risalah de Abu al-Hásan, y comentario de al-Adwi]

Al-‘Adwi dijo: “Ha sido reportado que Málik detestaba afeitarse todo lo que estuviera debajo de las mandíbulas, incluso dijo: ‘Es lo que hacen los Zoroastrianos’.”. [Sharh ur-Risalah de Abu al-Hásan, y comentario de al-Adwi (2)]

Ibn Abd al-Bárr dijo: “Está prohibido afeitarse la barba”. [At-Tamhid]

Sháfi’is

El Imám ash-Shafi’i expresó que está prohibido afeitarse la barba en su libro Al-Umm.
Al-Ayur’i dijo: “Está prohibido afeitar totalmente la barba a menos que se tenga un problema médico con ella”. [Sharh ul-Ubab].

Hánbalis

Mi sabio favorito Ibn Taimiah dijo: “Está prohibido afeitarse la barba”. [Al-Ijtiyarat ul-Ilmiah (p.6)]

As-Saffarini dijo: “En nuestro madhab (escuela), estamos de acuerdo en que está prohibido afeitarse la barba”. [Ghizá ul-Albab (1)].

El literalista Ibn Hazm al-Andalusí dijo: “Todos los expertos están de acuerdo en que afeitarse la barba es una forma de anulación de lo obligatorio, y por lo tanto está prohibido”. [Maratib ul-Iyma’ (p.157), y al-Muhalla (2)]

El largo de la barba

No existen reportes auténticos que indiquen que el Profeta se recortase la barba. Sin embargo, hay algunos reportes auténticos de ciertos sahabas – como Ibn ‘Umar, Abu Hurairah e Ibn-Abbas, que indican que solían recortarse la barba cuando excedía el largo de un puño. Existen también reportes similares de otros sálaf como Ibrahim an-Naja’i, Malik y Áhmad. Todos esos reportes auténticos fueron compilados por el gran sabio del Hadiz Muhammad Nasiruddin al-Albani en su libro ad-Da’ifah tras la cita del Hadiz n° 2355).

También se narra en Sahih Al-Bujari que cuando ‘Abdullah ibn Umar realizaba la peregrinación mayor o menor, solía tomar su barba con el puño y recortaba todo lo que excedía del mismo.

Es decir que si seguimos el entendimiento que tuvieron los sahabas sobre la vida del Profeta la barba debajo del mentón puede recortarse debajo de un puño de largo.

Algunas excusas que se escuchan

Algunos dicen: “¡Es sólo Sunnah!”. Confundiendo lo que implica que algo sea establecido por la Sunnah con que sea Sunnah (recomendado) como veredicto en la jurisprudencia. Pero a la luz de las pruebas que cité anteriormente, ese argumento es fácilmente rechazado.

Algunos hombres sostienen que la barba les provoca irritación y aspereza en la piel. Si un médico dermatólogo le aconseja afeitarse por una enfermedad en su piel, en ese caso tendrá una excusa aceptable. Caso contrario, la irritación es causada por el constante afeitado, y no por la barba misma, y por no realizar una correcta higiene mediante el wudu’ tal como es indicado en la Sunnah.

Otros hombres sostienen que en el trabajo les exigen afeitarse la barba, o que perderían el empleo si no se afeitan. En la mayoría de los casos esto no es cierto. Si uno ofrece evidencia de que la barba es un requisito religioso, el empleador no puede obligar a un hombre a afeitársela a menos que sea un requisito de higiene como en la preparación de algunos químicos y alimentos.

Conclusión

Hermano, usar barba es parte de la identificación obligatoria que tenemos como musulmanes. Tanto como lo es para las mujeres usar el hiyab.
Y Allah sabe más.


de Isa Garcia,




.
Volver arriba Ir abajo
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2886

MensajeTema: Re: La barba   Dom Oct 16, 2011 1:14 pm






CONSEJO Dejarse crecer la barba

CAPÍTULO 1

INTRODUCCIÓN

Definición

En árabe, se utiliza la palabra lihiah para decir barba. Deriva de lahi (mandíbula) y lahian (las dos mandíbulas). Por lo tanto, se define a la barba como el pelo que crece en las mejillas y las mandíbulas – [Al-Qamus ul-Muhit de al-Fayruzabadi, y Lisan ul-Arab de Ibn Mandur]. Incluye también el pelo que crece tras las sienes, debajo del labio inferior, en el mentón, y en la parte inferior de las mandíbulas.

Reglas

Dejarse crecer la barba es wayib (obligatorio) para todos los hombres musulmanes que puedan hacerlo. Tal como se presentará más abajo, existen amplias evidencias de ello en la Sunnah, y es la opinión unánime de los sabios del Islam.


La posición de los expertos

Todos los sabios de as-Salaf us-Salih (las primeras generaciones de musulmanes), incluyendo los Cuatro Imames, sostienen unánimemente que es haram (prohibido) afeitarse la barba. Afeitarla se considera una mutilación absolutamente prohibida, tal como ha sido reportado por ‘Umar ibn Abdul ‘Aziz – [At-Tarij de Ibn Asakir]. Consideran que el hombre que se afeita la barba tiene aspectos afeminados. Muchos de ellos no aceptaban el testimonio de un hombre afeitado ni tampoco consideraban que debía liderar las oraciones.

Los Hánafis

Según los Hánafis:

“Está prohibido que un hombre se corte la barba ... en cuanto a dejarla más corta que un puño – como hacen algunos en occidente y los afeminados – no está permitido. En cuanto a afeitarla completamente, eso es propio de algunos judíos y los Zoroastrianos persas”. [Ad-Durr ul-Mujtar]

Ibn-Abidin dijo:
“Está prohibido que un hombre se corte la barba”. (Radd ul-Muhtar [2:418])

Los Málikis

Según los Málikis:

“Afeitarse la barba está prohibido, pues al cortarla se provoca una clara mutilación de una obligación. Pero si crece excesivamente, y al cortarla no se produce una mutilación, entonces está permitido; pero no es lo que se prefiere y es contrario a lo que se considera mejor”. [Sharh ur-Risalah de Abu al-Hásan, y comentario de al-Adwi]

Al-‘Adwi dijo:

“Ha sido reportado que Málik detestaba afeitarse todo lo que estuviera debajo de las mandíbulas, hasta que dijo: ‘Es lo que hacen los Zoroastrianos’. Y está prohibido depilar el pelo de la barba”. [Sharh ur-Risalah de Abu al-Hásan, y comentario de al-Adwi (2:411)]

Ibn Abd al-Bárr dijo:

“Está prohibido afeitarse la barba, y lo hacen generalmente los afeminados”. [At-Tamhid]

Los Sháfi’is

En cuanto a los Sháfi’is, al-Imam ash-Shafi’i ha expresado que está prohibido afeitarse la barba [al-Umm]. Además, al-Ayur’i dijo: “La postura correcta es que está prohibido afeitar totalmente la barba a menos que se tenga un problema (médico) con ella”. [Sharh ul-Ubab].

Los Hánbalis

Los Hánbalis sostienen sin excepción que está prohibido afeitar la barba [Al-Insaf, Sharh ul-Muntaha, etc.]

Ibn Taimiyyah dijo:

“Está prohibido afeitarse la barba”. [Al-Ijtiyarat ul-Ilmiyyah (p.6)]

As-Saffarini dijo:

“En nuestro madhab (escuela), estamos de acuerdo en que está prohibido afeitarse la barba”. [Ghitha ul-Albab (1:376)].

Ibn Hazm

Ibn Hazm al-Andalusí dijo:

“Todos los expertos están de acuerdo en que afeitarse la barba es una forma de mutilación, y está prohibida”. [Maratib ul-Iyma’ (p.157), y al-Muhalla (2:189)]

Ibn Taymiyyah

Shéij ul-Islam Ibn Taimiyyah dijo:

“Según los hadices auténticos, está prohibido afeitarse la barba, y nadie lo ha permitido nunca”.


EXPERTOS CONTEMPORÁNEOS

Los grandes sabios de nuestro tiempo han expresado que está prohibido afeitarse o recortarse la barba. Entre ellos están ‘Ali Mahfuz, Muhámmad Nasir ud-Dín al-Albani, Abd ul-‘Aziz ibn Baz, al-Kandahlawi, Abu Bakr al-Yaza’iri, Ismail al-Ansari, y muchos otros.

Largo de la barba

Los mandamientos del Profeta indican claramente que la barba debe dejarse crecer tal cual es. Aún más, el Profeta y sus compañeros tenían barbas largas y tupidas.
No existen reportes auténticos que indiquen que el Profeta se recortase la barba. Sin embargo, hay algunos reportes auténticos de ciertos sahabas – en particular, Ibn-umar, Abu Hurayrah, e Ibn-Abbas (que Allah esté complacido con ellos), que indican que solían cortar la barba cuando excedía la longitud de un puño. Existen también reportes similares de otros sálaf como Ibrahim an-Naja’i, Malik, y Áhmad. [Dichos reportes auténticos fueron compilados por al-Albani en ad-Da’ifah (siguiendo el hadiz n° 2355)].

Cuando ‘Abdullah ibn Umar (que Allah esté complacido con ambos), realizaba la peregrinación (Háyy o ‘Umrah), solía tomar su barba con el puño y cortaba todo lo que excedía del mismo. [Al-Bujari].

Por lo tanto, el mandamiento de dejar crecer la barba debe restringirse al entendimiento y práctica de los sahabas, y la longitud debajo del mentón puede recortarse al exceder el largo de un puño.

.
Volver arriba Ir abajo
Sunnah wal Yamaah
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 666

MensajeTema: Re: La barba   Dom Ene 01, 2012 10:46 am





ASPECTOS NEGATIVOS DE AFEITARSE LA BARBA

Afeitarse la barba resulta en una serie de violaciones a las normas islámicas, entre ellas las siguientes:

1. Desobediencia a Allah


Afeitarse la barba es un acto de desobediencia a Allah, tal como está expresado en las palabras de Su Mensajero (sallalahu aleihi wasalam):

Abu Hurayrah narró que el gobernante del Yemen, nombrado por el emperador persa Kisra, envío dos emisarios al Profeta. Cuando llegaron ante él, advirtió que se habían afeitado la barba y se dejaron crecer el bigote. Detestando esa apariencia, dio vuelta la cara y dijo:

“¡Ay de ustedes! ¿Quién les dijo que hagan eso?”. Ellos respondieron: “Nuestro amo (Kisra)”.

El Mensajero (sallalahu aleihi wasalam) respondió: “Pero mi Señor, Exaltado y Glorificado sea, me ha ordenado dejarme crecer la barba y recortarme el bigote”. por Ibn Yarir at-Tabarí, Ibn Sa’d, e Ibn Bishran.


2. Desobediencia al Profeta (sallalahu aleihi wasalam)


Afeitarse la barba es un acto de desobediencia al Mensajero (sallalahu aleihi wasalam) quien les ordenó a sus seguidores que se dejaran crecer la barba en muchos hadices. Ibn ‘Umar (que Allah esté complacido con él) narró que el Mensajero de Allah (sallalahu aleihi wasalam) dijo:

“Recórtense el bigote, pero déjense crecer la barba”. [Al-Bujari, Muslim, y otros].

Obedecer al Mensajero (sallalahu aleihi wasalam) equivale a obedecer a Allah:

“Quien obedezca al Mensajero obedece a Allah. Y quien le dé la espalda sepa que no te hemos enviado como un custodio de sus obras”. [4:80]



3. Desviación de la Guía del Profeta (sallalahu aleihi wasalam)



No caben dudas de que el Mensajero de Allah es el mejor ejemplo, tanto en su aspecto como en sus acciones.

Dice Allah:

“Hay un bello ejemplo en el Mensajero de Allah [de valor y firmeza en la fe] para quienes tienen esperanza en Allah, [anhelan ser recompensados] en el Día del Juicio y recuerdan frecuentemente a Allah”. [33:21]

Yabir narró que el Mensajero de Allah (sallalahu aleihi wasalam) dijo:

“Ciertamente, la mejor guía es la guía de Muhámmad”. [Registrado por Muslim]

Yabir ibn Samurah narró que el Mensajero de Allah (sallalahu aleihi wasalam) tenía una gran barba [Registrado por Muslim].

Afeitarse la barba muestra claramente una desviación de su apariencia y su guía.


4. Desviación del Camino de los Creyentes


Uno debe esforzarse por seguir la senda de los creyentes e identificarse con ellos. Esta es una obligación expresada por Allah:

“Quien se aparte del Mensajero después de habérsele evidenciado la guía, y siga otro camino distinto al de los creyentes, le abandonaremos y lo ingresaremos al Infierno. ¡Qué mal destino!” [4:115]

Nota: La descripción ‘creyentes’ en dicha aleya se aplica primero que nada a los Sahabas [los compañeros del Profeta – Que Allah esté complacido con todos ellos].

Todos los profetas (‘alaihis-salam), los Sahabas (compañeros del Profeta), los grandes ‘ulamas, y los Sálaf (musulmanes ejemplares) de la Ummah (comunidad musulmana) se dejaban crecer la barba. No existe ninguna narración que diga que alguno de ellos se la afeitara. Por ejemplo, Allah nos dice que el Profeta Aarón (‘alaihis-salam) se dirigió a su hermano Moisés (‘alaihis-salam) de la siguiente manera:

“Dijo [Aarón]: ¡Oh, hijo de mi madre! No me tomes por la barba ni la cabeza”. [20:94]

Aún más, existen narraciones auténticas que indican que los Califas Rectamente Guiados, al igual que otros Sahabas y tabi’in tenían barbas largas. Abu Bakr tenía una barba tupida [Qut ul-Qulub 4], ‘Umar tenía también una importante barba [Al-Isabah 2], ‘Uzman tenía una gran barba [Al-Isabah 2.455], y la barba de ‘Ali era tan ancha que ocupaba el espacio entre sus hombros [At-Tabaqat (3) de Ibn Sa’d]. Por lo tanto, afeitarse la barba es claramente una desviación del camino de los creyentes. (radia Allah anhum)


5. Imitación de los incrédulos paganos

Los musulmanes tienen la obligación de diferenciarse y distinguirse de los incrédulos y los paganos. En Súrat ul-Fátihah, se nos ordena que le pidamos a Allah que nos aleje de los caminos de los incrédulos:

“Guíanos por el sendero recto. El sendero de quienes agraciaste, no el de los execrados ni el de los extraviados.”. [1:6-7]

Además, Allah le prohíbe a Su Mensajero (sallalahu aleihi wasalam) seguir los deseos de los ignorantes. Y de hecho, todo aquel que no sigue la Verdadera Guía es ignorante. Dice Allah:

“Te revelamos una legislación, aplícala y no sigas las pasiones de quienes no reconocen [la unicidad de Allah y Sus preceptos]”. [45:18]

El Profeta (sallalahu aleihi wasalam) ha indicado que una persona que imita a un cierto pueblo será considerado (en el Islam) como uno de ellos. Ibn ‘Umar (que Allah esté complacido con ellos) narró que el Mensajero de Allah (sallalahu aleihi wasalam) dijo:

“…los que imiten a un pueblo serán parte de ellos”. [Registrado por Abu Dawud y otros.

Qué terrible sería que una persona a quien Allah ha favorecido con el Islam resucite el Día del Juicio de entre los no musulmanes – simplemente porque prefirió imitarlos.
En diversos hadices, el Mensajero de Allah (sallalahu aleihi wasalam) ha relacionado el dejarse crecer la barba con diferenciarse de los seguidores de otras religiones.

Abu Hurairah narró que el Profeta (sallalahu aleihi wasalam) dijo:

“Recórtense el bigote y déjense crecer la barba. Sean diferentes de los Zoroastrianos”. [Registrado por Muslim y otros]

Nota: ‘Zoroastrianos’ – Seguidores de una antigua religión persa.

Abu Umamah narró que el Mensajero de Allah (sallalahu aleihi wasalam) dijo:

“Recórtense el bigote y dejen crecer la barba. Sean distintos de los pueblos de las escrituras”. [Registrado por Muslim]

Ibn ‘Umar (que Allah esté complacido con él) narró que el Mensajero de Allah (sallalahu aleihi wasalam) dijo:

“Sean diferentes de los idólatras; recórtense el bigote y dejen crecer sus barbas”. [Al-Bujari y Muslim]

Por lo tanto, afeitarse la barba es un acto de imitación de los incrédulos, y debe ser repudiado totalmente. Contradice los fundamentos principales del Islam, y aún así muchos musulmanes lo hacen para cumplir con la moda impuesta por los países occidentales. Ciertamente, el Mensajero de Allah (sallalahu aleihi wasalam) ha predicho la verdad, cuando dijo:

“Seguirán el ejemplo de los que les antecedieron, palmo a palmo, codo a codo. Aún si éstos entraran a la cueva de un lagarto, ustedes también lo harán!”.

Le preguntaron: “¿Te refieres a los judíos y los cristianos?”. Él respondió: “¿Quiénes sino?”. [Registrado por al-Bujari, Muslim y otros].


6. Cambiar la apariencia de la creación de Allah

Excepto en casos expresamente indicados en el Islam, está prohibido cambiar la apariencia con que Allah ha creado las cosas. Cambiar la creación de Allah sin permiso implica obedecer a Satán, quien, según Allah, ha dicho:

“Invocan en vez de Él a deidades femeninas. En realidad sólo invocan a un demonio rebelde [Satanás]. Allah maldijo a Satanás y éste replicó: Seduciré a una gran mayoría de Tus siervos. Y les desviaré, les daré falsas esperanzas, les ordenaré que hiendan las orejas del ganado [marcándolas como ofrenda para falsas deidades] y que alteren la creación de Allah. Quien tome a Satanás como amigo en lugar de Allah estará evidentemente perdido”. [4:117-119]

Allah ha honrado a los seres humanos y les ha dado la mejor forma:

“Ciertamente creamos al hombre con la más bella conformación”. [95:4]

El Profeta (sallalahu aleihi wasalam) ha declarado que aquellos que cambian la apariencia de lo que Allah ha creado (como quitarse el vello facial, usar pelucas, limar sus dientes, o tatuarse el cuerpo) recibirán la maldición de Allah.

Ibn Mas’ud narró que el Mensajero de Allah (sallalahu aleihi wasalam) dijo lo siguiente:

“Allah maldice a las que se tatúan y a las que tatúan, a las que se depilan el vello facial y a las que lo hacen a otras, a las que conectan su cabello con cabello falso, y a las que se liman los dientes por belleza – todas ellas cambian la creación de Allah”. [al-Bujari y Muslim]

Este hadiz menciona a las mujeres en particular porque normalmente buscan embellecerse más que los hombres. Pero la advertencia se aplica a ambos sexos, porque la condición para la maldición es clara: Cambiar la apariencia de la creación de Allah. Por lo tanto, la maldición se aplica a cualquiera que satisfaga esa condición.
Afeitarse la barba también entra dentro de esta advertencia, pues es aun peor que la depilación del vello facial.

At-Tahanawí dijo:

“Está establecido que cambiar la apariencia de la creación de Allah es causa de maldición, y que todo lo que el Mensajero de Allah (sallalahu aleihi wasalam) prohíbe está prohibido por Allah”. [Bayan ul-Quran]

Waliyy Ullah ad-Dahlawí dijo:

“Afeitarla es lo que hacen los Zoroastrianos, e implica cambiar la apariencia de la creación de Allah”. [Bayan ul-Quran]

Muhammad Al-Jibaly
Traducción: Isa García


.

Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La barba   

Volver arriba Ir abajo
 
La barba
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Uno con Barba de 15 días.
» 25 Pesetas de Alfonso XII año 1881*18-81. Primer tipo, sin barba.
» El tesoro de Barba Negra
» gorro con barba
» Nasrudin soñó que tenía la barba de Satanás

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah :: TEMAS :: El Profeta Muhammad saws // Profetas // Sahabas // Milagros de los Profetas // Revivir la Sunnah // Salaf as Saleh. :: Revivir la Sunnah-
Cambiar a: