ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah

En este lugar pretendemos dar información clara acerca de Ahl al Sunnah wal Yama'ah. Con absoluta fidelidad y obediencia a los principios islámicos traídos por inspiración Divina a nuestro Profeta salla Allah aleihi wa salam
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Peligros que corre la salud humana al tener perros en las casas

Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2886

MensajeTema: Peligros que corre la salud humana al tener perros en las casas   Vie Abr 15, 2011 6:56 am






Peligros que corre la salud humana al tener perros en las casas


Bismillah ar Rahmani ar Rahim

En el Nombre de Allah, el Compasivo, Misericordioso


Algunos amantes del occidente en los países islámicos claman estar llenos de amor y
compasión por todas las criaturas vivientes y se preguntan por qué el Islam
advierte contra "el mejor amigo" del hombre. Por su beneficio,
citamos aquí un extenso extracto de un artículo escrito por el científico
alemán, el Dr. Gerard Finstimer *(*traducido de la revista alemana Kosinos.)


El autor resalta los peligros que corre la salud humana al tener perros en las
casas o entrar en contacto con estos. Dice:

"El creciente interés mostrado por mucha gente en tiempos recientes por
tener perros como mascotas, nos ha obligado a llamar la atención del público
hacia los peligros que esto puede acarrear.

Especialmente, porque los perros mascotas son abrazados y besados y se les
permite lamer las manos de niños y adultos y lo que es peor, lamer los
utensilios que los seres humanos usan para comer y beber.
Además de ser antihigiénica y grosera, esta práctica es una mala costumbre y
detestable para el buen gusto. Sin embargo, tales asuntos no nos interesan.
Dejaremos que sean tratados por maestros de etiqueta y buen gusto. El objetivo
de este artículo es presentar algunas observaciones científicas.

Desde el punto de vista médico, que es nuestro mayor interés, la amenaza a la
salud humana y la vida que proviene de tener perros y jugar con ellos no puede
ser ignorada. Muchas personas han pagado un elevado precio por su ignorancia,
pues la "tenia del perro" es causa de una enfermedad crónica que
hasta puede causar la muerte.

Esta lombriz se encuentra en el hombre, en el ganado y en el cerdo; pero se
encuentra en su forma totalmente desarrollada sólo en el perro, el lobo y
raramente en los gatos. Estas lombrices se diferencian de las demás en el hecho
de que son diminutas e invisibles. Por esta razón, no fueron descubiertas hasta
recién...


Biológicamente, el proceso de crecimiento de esta lombriz tiene unas
características únicas. En las heridas que causa, una lombriz genera varias
cabezas que se esparcen y causan varias otras heridas y abscesos. Estas cabezas
se convierten en lombrices totalmente desarrolladas sólo en las amígdalas del
perro. En los seres humanos y en otros animales se convierten en lesiones y
abscesos completamente diferentes de la misma lombriz.


En los animales, un absceso puede llegar al tamaño de una manzana, mientras el
hígado del animal infectado puede crecer de cinco hasta diez veces el tamaño
normal. En los seres humanos el tamaño del absceso puede llegar al de un puño
cerrado o incluso, la cabeza de un niño. Los abscesos suelen estar llenos con
un fluido amarillo y pesan entre 10 y 20 libras. En los humanos infectados
pueden causar distintas inflamaciones en los pulmones, los músculos, el bazo,
los riñones y el cerebro. Suelen aparecer en muchas y distintas formas; tanto
que los especialistas difícilmente los reconocían hasta ahora.


En cualquier caso, donde sea que esta inflamación se encuentre, significa un
gran peligro para la salud y la vida del paciente. Lo peor es que, a pesar de
nuestro conocimiento de su vida, su origen y desarrollo, no hemos podido
establecer la cura contra este mal. Algunas veces estos parásitos mueren y son
expulsados, posiblemente por anticuerpos producidos en el cuerpo humano.
Desafortunadamente los casos en que estos parásitos mueren sin dañar son muy
raros. Además, la quimioterapia no ha logrado producir ningún beneficio. El
tratamiento usual es remover quirúrgicamente las partes del cuerpo afectadas
por el absceso. Por todas estas razones debemos usar todos los medios posibles
para luchar contra esta horrible enfermedad y salvar al hombre de sus peligros.


El Profesor Noeller, a través de la disección post mortem de cuerpos humanos en
Alemania, encontró que la incidencia de la infección con la lombriz del perro
es por lo menos del uno por ciento. En algunos lugares como Dalmacia, Islandia,
el sudeste de Australia y Holanda, donde los perros son usados para tirar de
trineos, el nivel de perros infectados de esta lombriz es el 12%. En Islandia
el número de personas que sufren las inflamaciones causadas por esta lombriz ha
llegado al 43%. Si añadimos a esto el sufrimiento humano, las pérdidas en carne
de los animales infectados y el permanente peligro a la salud humana por la
presencia de esta lombriz, no podemos ser muy tolerantes con este problema.


Tal vez la mejor forma de combatir este problema sea restringir la presencia de
las lombrices a los perros y evitar que se transmitan o diseminen, ya que
actualmente necesitamos tener algunos perros. No debemos dejar de tratar a los
perros cuando sea necesario, eliminado las lombrices de sus amígdalas y, tal
vez, repitiendo este proceso periódicamente en los perros pastores y los perros
guardianes.


El hombre puede proteger su vida y salud manteniéndose a una distancia segura
de los perros. No debemos abrazarlos, ni jugar con ellos ni dejarlos acercarse
a los niños.
Los niños deben aprender que no deben jugar con perros ni acariciarlos. No se debe
permitir que los perros estén lamiendo las manos de los niños o que se acerquen
al lugar donde estos juegan. Desafortunadamente, se deja que los perros
deambulen prácticamente donde sea, especialmente en los lugares donde juegan
los niños y sus recipientes de alimento están esparcidos por toda la casa. Los
perros deben tener sus propios recipientes para comer y no se les debe permitir
lamer de los recipientes y los platos usados por los humanos. No se los debe
dejar ingresar en verdulerías, restaurantes o mercados.
En general, se debe tener mucho cuidado de que no entren en contacto con ningún
utensilio usado por el hombre para comer o beber."

Sabemos muy bien que el Profeta, que Allah le bendiga y le de paz, prohibió
intimar con perros, que nos advirtió que no les permitamos lamer de nuestros
recipientes y para que no los tengamos en nuestras casas sin necesidad. ¿Cómo
es posible que las enseñanzas de un árabe analfabeto, Muhammad, coincidan con
los últimos descubrimientos de las investigaciones científicas? En verdad, no
podemos más que repetir las palabras del Sagrado Corán:


"No habla por propio impulso. No es sino una revelación que se ha hecho"
(53:3-4).


*traducido de la revista alemana Kosinos.


Traducción
tomada de: εїз...Al Hiyab...εїз

The
Findings of Scientific Research Relative to Keeping Dogs
Here follows an excerpt from an article by the German scientist, Dr. Gerard
Finstimer , (Translated from the German magazine Kosinos.) in which the author
sheds light on the dangers to human health resulting from keeping dogs or
coming in contact with them. He says: The increasing interest shown by many
people in recent times in keeping dogs as pets has compelled us to draw public
attention to the dangers which result from this, especially because pet dogs
are hugged and kissed and permitted to lick the hands of the young and the old,
and what is worse, to lick the plates and utensils which are used by human
beings for eating and drinking.

Besides being unhygienic and uncouth, this practice is bad manners and
abhorrent to good taste. However, we are not concerned with such matters.
Leaving them to be addressed by teachers of etiquette and good taste. Rather
this article is intended to present some scientific observations.

From the medical point of view, which is our main concern here, the hazards to
human health and life from keeping and playing with dogs are not to be ignored.
Many people have paid a high price for their ignorance, as the tapeworm carried
by dogs is a cause of chronic disease, sometimes resulting in death.

This worm is found in man, in cattle, and in pigs, but it is found in
fully-developed form only in dogs, wolves and rarely in cats. These worms
differ from others in that they are minute and invisible, consequently, they
were not discovered until very recently. He continues, Biologically the
developmental process of this worm has some unique characteristics. In the
lesions caused by them, one worm gives rise to many heads which spread and form
other and varied kinds of lesions and abscesses. These heads develop into
full-grown worms only in dogs' tonsils. In humans and in other animals they
appear as lesions and abscesses completely different from the tapeworm itself
In animals the size of an abscess may reach that of an apple, while the liver
of the infected animal may grow from five to ten times its normal size. In
human beings the size of the abscess may reach that of a clenched fist or even
the head of an infant; it is filled with yellow fluid weighing from ten to
twenty pounds. In the infected human it may cause diverse kinds of
inflammations in the lungs, muscles, spleen, kidneys, and brain, and appears in
such different forms that specialists, until very recently, had difficulty in
recognizing it.

In any case, wherever this inflammation is found, it poses great danger to the
health and life of the patient. What is worse is that, in spite of our
knowledge of its life history, origin, and development, we have not been able
to devise a cure for it, except that in some instances these parasites die out,
possibly because of antibodies produced in the human body. Unfortunately, cases
in which such parasites die without causing damage are rare indeed.

Moreover, chemotherapy has failed to produce any benefit, and the usual
treatment is surgical removal of the abscessed parts of the body. For all these
reasons we should use all possible resources to fight against this dreadful
disease and save man from its dangers.

Professor Noeller, through post-mortem dissection of human bodies in Germany,
found that the incidence of infection with dogs' worms is at least one percent.
In some places such as Dalmatia, Iceland, southeastern Australia, andHolland,
where dogs are used for pulling sleds, the incidence rate of tapeworm among
dogs is 12 percent. In Iceland the number of people who suffer from the
inflammation caused by this worm has reached the rate of 43 percent. If we add
to this the human suffering, the loss of meat because of infection of cattle,
and the permanent danger to human health because of the presence of tapeworms,
we cannot be very complacent toward this problem.

Perhaps the best way to combat the problem is to limit the worms to dogs and
not let them spread, since in actuality we need to keep some dogs. We should
not neglect to treat dogs when necessary by getting rid of the tapeworms in
their tonsils and perhaps repeating this process periodically on shepherd dogs
and watchdogs.

Man can protect his life and health by keeping a safe distance from dogs. He
should not hug them, play with them, or let them come close to children.
Children should be taught not to play with dogs or to fondle them. Dogs should
not be permitted to lick children's hands or come to places where they play.
Unfortunately, dogs are allowed to roam about everywhere, especially in places
where children play, and their bowls are scattered throughout the house. Dogs
must have their own separate bowls, and they must not be allowed to lick bowls
and plates used by humans. They should not be allowed inside grocery stores,
restaurants, or marketplaces. In general, great care must be taken that they do
not come in contact with anything which is used by people for eating and
drinking.

We already know that the Prophet (sallallahu alaiyhi wasallam) forbade mixing
with dogs, and that he warned against their licking plates and against keeping
them without necessity. How is it possible that the teachings of an unlettered
Prophet, should agree with the latest findings of scientific research? Truly,
we cannot say anything except to repeat the words of the Qur'an: "Nor does
he speak from (his own) desire. It is nothing other than a revelation sent
down." (Qur'an 53:3-4)

Al-Bukhari and Muslim have recorded, on the authority of Abu Hurairah(radhiyallahu
anhu), the Messenger(sallallahu alaiyhi wassallam) of Allah said, " If a
dog drinks from one of your containers, wash it seven times." Ahmad and
Muslim also have this addition, "Cleanse your containers if a dog licks it
by washing it seven times, the first washing being with dirt(sand)."

.
Volver arriba Ir abajo
 
Peligros que corre la salud humana al tener perros en las casas
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Fibra de vidrio , lana de roca y la salud
» LA HISTORIA OCULTA DE LA RAZA HUMANA.
» Quisiera tener tus ojos...
» Curate en Salud..... (Influenza)
» ¡¡¡Salud y prosperidad!!! Aquí me presento

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah :: TEMAS :: TEMAS VARIOS :: Salud // Higiene //-
Cambiar a: