ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah

En este lugar pretendemos dar información clara acerca de Ahl al Sunnah wal Yama'ah. Con absoluta fidelidad y obediencia a los principios islámicos traídos por inspiración Divina a nuestro Profeta salla Allah aleihi wa salam
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 El profeta Ayyub (aleihi wa salam)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sunnah wal Yamaah
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 666

MensajeTema: El profeta Ayyub (aleihi wa salam)   Mar Nov 22, 2011 9:39 am




‘’Por cierto que te hemos concedido la revelación como lo hicimos con Noé y con los Profetas que le sucedieron. Asimismo revelamos a Abraham, Ismael, Isaac, Jacob, a las doce tribus, Jesús, Job, Jonás, Aarón y Salomón. Y concedimos David los Salmos. Te mencionamos [¡Oh, Muhammad!] algunos de los Mensajeros que enviamos y otros no. Y sabe que ciertamente Allah habló con Moisés directamente. A estos Mensajeros enviamos como albriciadores y amonestadores, para que los hombres no tuvieran argumento alguno ante Allah luego de que se les presentasen. Allah es Poderoso, Sabio’’
(4:163-164-165)




EL PROFETA AYYUB
(aleihi wa salam)

El Qur’an lo describe con la palabra «Ayyub» que significa “El Paciente”. Hijo de Amós, hijo de Razeh (según Ibn Ishaq), hijo de Rimil (según otros), hijo de Esaú, hijo de Ishaq , Hijo de Ibrahim . Por lo tanto, Ayyub  fue descendiente de Ishaq , pero no por medio de Ya'qub  sino por Esaú. Entonces no pertenecía a la Tribu de Israel, si no que era un pariente de ellos. El nombre de su madre fue Minah, quien algunos dicen fue hija de Lut , y su esposa fue Rahmah, hija de Efraim hijo de José; tuvo 12 hijas y 12 hijos. Nació en Basan, Siria. Se considera que vivió entre los siglos XV y XVI a.c, que vivió 220 años y fue enterrado en su propia aldea junto a la fuente de agua donde se bañaba, y en la que Allah  le curó las enfermedades. Cuando cumplió 40 años Allah  lo escogió como profeta y enviado para el pueblo de Basan (Hauran).

Se cuenta que un grupo de ángeles discutía sobre las criaturas humanas de Allah , hablaban de las que eran humildes siervos de Allah , y de aquellos que eran arrogantes e incurrieron en su descontento. Uno de los ángeles comentó: “La mejor criatura en la tierra es hoy Ayyub, es un hombre de carácter noble que tiene gran paciencia y recuerda siempre a su Señor. Él es un modelo excelente para los adoradores de Allah. Como recompensa, su Señor lo ha bendecido con una larga vida y riquezas, con todo esto, igual él nunca es arrogante o egoísta. Su familia, sus criados, así como los necesitados y los pobres tienen parte en su buena fortuna; él alimenta y arropa a pobres y compra esclavos para liberarlos. Él hace a los que reciben su caridad que sientan que ellos le hacen un favor a él, así de bueno y apacible es él."

Iblís, al oír estas palabras por casualidad, planeó tentar a Ayyub  con la corrupción y la incredulidad. Él intentó distraer a Ayyub  de sus rezos susurrándole sobre las buenas cosas de la vida, pero Ayyub era un creyente verdadero y no dejaba que pensamientos malvados lo tienten. Iblís se quejó a Allah  sobre Ayyub . Él dijo que aunque él glorificaba continuamente Allah , él no hacía por sincera devoción, sino para satisfacer Allah  y así este no le quite de su abundancia. Iblís dijo que era toda una demostración de avaricia.
"Si Tu le quitas su abundancia entonces verás que su lengua no menciona mas Tu nombre y detendrá sus oraciones."
Allah  dijo a Iblís que Ayyub  era uno de sus más devotos siervos. Él no lo adoraba debido a los favores; su adoración provenía de su corazón y no tenía nada que ver con cosas materiales. Pero para probar a Iblís la profundidad de la sinceridad y de la paciencia de Ayyub , Allah  permitió que él hiciera con sus ayudantes lo que desearan con la abundancia de Ayyub . Iblís con sus ayudantes idearon un plan que dejaría a Ayyub  sin posesiones.

Frotando sus manos, Iblís apareció antes Ayyub  como un viejo hombre sabio y le dijo:

“Perdiste toda tu riqueza. Algunos dicen que es porque diste demasiada caridad y que estuviste perdiendo el tiempo con tus rezos continuos a Allah. Otros dicen que Allah ha traído esto sobre usted para satisfacer a tus enemigos. Si Allah tuviera la capacidad de prevenir daños, entonces él habría protegido tu riqueza." Fuerte en su creencia, Ayyub  contestó: "Lo qué Allah me ha quitado pertenece a Él. Yo era solamente su administrador por un rato. Él da a quién Él quiere y retiene de quién Él quiere."

Cuando Iblís vio esto, trató otra vez con Allah : "He dejado a Ayyub sin sus posesiones, pero él todavía sigue siendo agradecido a Ti Sin embargo, él solamente está ocultando su decepción, para mantener con él a sus hijos. La verdadera prueba de un padre es a través de sus niños. Verás cómo Ayyub te rechazará."

Allah  concedió la autoridad de acción a Iblís, pero le advirtió que no redujera la fe de Ayyub  en su señor, ni su paciencia. Iblís confabuló otra vez con sus ayudantes, e hizo que la casa en la cual los hijos de Ayyub  vivían se derrumbara matando a todos. Entonces fue a Ayyub  disfrazado como un hombre que venía a compadecerse de él, en un tono confortante él dijo Ayyub :

“las circunstancias bajo las cuales tus niños murieron son tristes. Seguramente, tu Señor no te está recompensando correctamente por todos sus rezos." Entonces Ayyub  lo decepcionó otra vez contestando: "Allah  a veces da y a veces quita. Él a veces está complacido con nuestras acciones y a veces no. Aunque algo me sea beneficioso o dañino, seguiré siendo firme en mi creencia y seguiré siendo agradecido con mi Creador."

Iblís pidió otra vez a Allah . "O mi señor, Ayyub ya no tiene riquezas, sus niños han muerto, pero él sigue teniendo salud, y mientras él goce de buena salud él continuará adorándote con la esperanza de recuperar su fortuna y tener más hijos. Dame autoridad sobre su cuerpo de modo que pueda debilitarlo. Él descuidará seguramente de adorarte."

Allah  quiso enseñarle a Iblís que Ayyub  era un siervo devoto de su Señor, así que concedió a Iblís su tercera petición pero puso una condición: "Te doy autoridad sobre su cuerpo pero no sobre su alma, su intelecto, o corazón, en estos lugares reside el conocimiento de Mi y de Mi religión." Armado con esta nueva autoridad, Iblís comenzó a tomar venganza sobre el cuerpo de Ayyub  y lo llenó de enfermedad hasta que fue reducido a piel y huesos y le hizo sufrir grandes dolores. Pero aún con todos estos males seguía siendo fuerte en su fe.

Solamente su buena esposa permanecía con él. Ella seguía siendo su compañera y sostén en esos muchos años de sufrimiento. Iblís, decepcionado por la fortaleza de fe de este Siervo de Allah , consultó con sus secuaces y estos dijeron: "¿Cómo es que tu inteligencia no puede contra Ayyub, siendo que pudiste engañar a Adam, el padre del hombre?." Entonces, Iblís fue a la esposa de Ayyub  en la forma de un hombre. "¿Dónde está tu marido?" le preguntó. Ella señaló a una forma casi sin vida arrugada en la cama y dijo : “Ahí, suspendido entre la vida y la muerte." Iblís le recordó los días en que Ayyub  tenía buena salud, riqueza y niños. La memoria dolorosa de años de dificultad la superó, y ella estalló en llanto. Ella dijo a Ayyub : "¿Cuánto tiempo vas a soportar esta tortura de nuestro Señor? ¿Vamos a permanecer sin riqueza, hijos o amigos por siempre? Porqué no le pides a Allah que termine con este sufrimiento?" El contestó: "Iblís debe haberte susurrado y puesto en descontento. Dime, ¿cuánto tiempo gocé de buenas salud y riquezas?" Ella contestó: "por ochenta años." Entonces preguntó: "¿ Hace cuanto estoy sufriendo?" Ella dijo: "por siete años '' ,El entonces le dijo: "En ese caso me avergüenza pedir a mi Señor que me quite la dificultad, porque no he sufrido más tiempo que los años de la buena salud y abundancia. Me parece que tu fe se ha debilitado y que estas descontenta con lo que te ha dado Allah . ¡Si recupero mi salud, juro que te castigaré con cientos azotes! De este día en adelante, me prohíbo comer o beber cualquier cosa de tu mano. Déjame solo y deja a mi Señor hacer conmigo lo que a Él le place"
Llorando amargamente y con su corazón destrozado, ella no tuvo más opción que dejarlo y buscar el abrigo a otra parte.


Entonces él se volvió a Allah  y le pidió su ayuda: ‘’…Y cuando Job invocó a su Señor: [¡Oh, Allah! Tú bien sabes que] He sido probado a través de las enfermedades, y Tú eres el más Misericordioso’’ (Corán 21:82)
Y Allah respondió a sus suplicas: ‘’Y recuerda [¡Oh, Muhammad!] a Nuestro siervo [el Profeta] Job, cuando invocó a su Señor: Por cierto que Satanás me mortifica con una gran dolencia [mi enfermedad] y un terrible tormento [la pérdida de mi familia y mis bienes]. [Le dijimos:] Golpea con tu pie [la tierra], y haremos surgir agua fresca para que te laves con ella y bebas [y así recuperarás la salud]’’ (38: 41-42)

Cuando Ayyub  lavo su cuerpo con el agua que surgía de donde había pateado la tierra, y Allah le regreso a su familia y su riqueza con creces: ’’Hicimos que su esposa retornara junto a él y le agraciamos con hijos y bienes en compensación por todo lo que había perdido. Ello fue una misericordia dimanada de Nosotros, y un motivo de reflexión para los dotados de intelecto. [Le ordenamos:] Toma en tu mano un haz de hierba y golpea simbólicamente con él a tu esposa, para que no perjures [pues cuando se encontraba enfermo, en un momento de enfado, había jurado que le pagaría cien azotes]’’ (38: 43-44)

‘’…Y por cierto que Job fue paciente [ante todas las adversidades]. ¡Qué excelente siervo, pues volvía a Allah en todos sus asuntos y se arrepentía con sinceridad!’’ (38:44)



La paciencia de Ayyub  no sólo fue recompensado con tener a su familia y riqueza otra vez, sino que también le fue dado un hijo quien también era profeta- Dhu´l Kifl  (Ezequiel).

Frutos y Beneficios de conocer su historia

Ayyub  era un siervo muy recto. Allah lo puso a prueba con su familia, sus bienes y su cuerpo. La historia de Ayyub  nos muestra que a veces los tiempos de dureza y desgracia le llegan a la gente no por sus malas acciones, si no como una prueba de Allah . Se narro de Al-Sa’b Ibn Sa’d que su padre dijo: “ Le pregunté al Mensajero de Allah sallalahu aleihi wasalam: ¿Quienes tuvieron las pruebas más difíciles? Respondió: Los Profetas, luego los que le seguían en fortaleza de Fe y así sucesivamente. Un hombre es probado según su nivel de compromiso religioso. Si su compromiso es fuerte entonces será probado más severamente; si su compromiso religioso es débil será probado según él. Continuará siendo probado hasta que llegue a caminar sobre la tierra sin un solo pecado”. La vehemencia de la prueba es directamente proporcional a la grandeza de la persona. Las pruebas más difíciles son las de los profetas.


Bibliografía:

El Sagrado Qur’an.
Los Profetas, Nevzat Savas.
110 Hadices Qudsis.
Los Profetas y sus Mensajes, ‘Omar Al Ashqar.
Bujari, Tirmidhi, El Musnad de Abu Ia’ala.
“El Sagrado Qur’an”, traducción de Ahmed Abboud y Rafael Castellanos, 1ª Edición.
“La Historia de Ayyub” de Ibn Katheer Qasas al-Anbiyaa La Historia de los Profetas, Translated by Shaikh Muhammad Gemeiah, Ahlul Sunnah wal Jama’a Asociation of Australia.



.
Volver arriba Ir abajo
 
El profeta Ayyub (aleihi wa salam)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Dirham abbasí, al-Mansur. Ceca Madinat al-Salam, año 156
» Dirham al Rashid. Madinat al Salam, 191 H.
» Dirham Abbasi. Harum al-Rasid. (Madinat al Salam. 187 H.)
» Califas Abbasíes - Dirham de al-Mansur (136H-158H) (Madinat al-Salam -Bagdad-, 157H)
» El Profeta que vino del polvo. (canto X)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah :: TEMAS :: El Profeta Muhammad saws // Profetas // Sahabas // Milagros de los Profetas // Revivir la Sunnah // Salaf as Saleh. :: Profetas-
Cambiar a: