ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah

En este lugar pretendemos dar información clara acerca de Ahl al Sunnah wal Yama'ah. Con absoluta fidelidad y obediencia a los principios islámicos traídos por inspiración Divina a nuestro Profeta salla Allah aleihi wa salam
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

  El Veredicto sobre la Magia y la Hechicería

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sunnah wal Yamaah
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 666

MensajeTema: El Veredicto sobre la Magia y la Hechicería   Miér Dic 28, 2011 8:25 pm



El Veredicto sobre la Magia y la Hechicería.

En el nombre de Allah, el Clemente y Misericordioso.

Alabado sea Allah el Único, y la Paz y las bendiciones de Allah sean con el último Mensajero.

En vista de la proliferación de brujos que son muchos en nuestros días, que alegan saber medicina y tratan a la gente por medio de la hechicería y la adivinación, en vista de su especial abundancia en algunos países y la forma en que se aprovechan de las gentes inocentes que padecen de ignorancia, vi necesario, a manera de consejo por Allah y Sus siervos, aclarar el grave peligro que esto significa para el Islam y los musulmanes por lo que significa encomendarse a otro fuera de Allah y desobedecer los mandatos de Allah y su Mensajero Salla Allah alaihi wa sallam.

Digo pues, con la ayuda de Allah, que: Medicarse es permitido por el consenso (iymá) de los musulmanes. El Musulmán puede dirigirse a un gastroenterólogo, a un cirujano, a un neurólogo o cualquier otro tipo de médico a fin de que identifiquen su mal y le administren lo apropiado de entre los medicamentos lícitos según lo dicten sus conocimientos médicos. Esto es parte de lo que llamamos adoptar medidas y seguir procedimientos normales para la obtención de resultados, y no contraría la confianza de Allah. Y ciertamente que Allah hizo descender las enfermedades y con ellas las curas, lo sepa quien lo sepa y lo ignore quien lo ignore. Pero Allah no ha puesto cura alguna para Sus siervos en lo que les es vedado. No es permitido pues, que el enfermo se dirija a los adivinos que alegan el conocimiento de lo oculto, que les permite, supuestamente, identificar las enfermedades tampoco es permitido creerles en lo que dicen pues ellos hablan de lo que desconocen e invocan a los genios para que les auxilien en sus propósitos. Estos hechiceros están pues, en la incredulidad (kufr) y la perdición porque alegan poseer el conocimiento de lo oculto.

Muslim transmite en “Al Sahih” que el Profeta salla Allah alaihi wa salam dijo: “Quien se dirige a un adivino y le pregunta sobre algo tiene sus oraciones rechazadas por cuarenta días”.
También se transmitió de Abu Hurairah que el Profeta salla Allah alaihi wa sallam dijo: “Quien va a un adivino y cree en lo que éste dice ha renegado de lo que fue revelado a Muhammad”. Reportado por Abu Dawud y los autores de los Al Sunnan (Abu Dawud, Tirmidhi, Nasai, ibn Mayah).

Al Hakeem confirmó su autenticidad hasta el Profeta salla Allah alaihi wa sallam con el siguiente texto: “Quien va a un adivino o un brujo y cree en lo que éste le dice, pues ha renegado lo que le fue revelado a Muhammad”.

Se transmitió también de Imran bin Husain que el Profeta Muhammad salla Allah alaihi wa sallam dijo: “ No es de nosotros quien cree en augurios o acude a un agorero que practica la adivinación, o acude a un adivino que hace hechizos o quien acude a los brujos. Aquel que acude a un adivino y cree lo que éste le dice, ha renegado lo que fue revelado a Muhammad”. Lo transmitió al Bazzar con un buen isnad (cadena de transmisión).

En todos estos hadices se prohíbe terminantemente acudir a los hechiceros adivinos y similares, también se prohíbe claramente creerles bajo amenaza de un terrible castigo.
Es pues obligación de las autoridades los responsables de la Hisba y otros que ejercen el poder y el gobierno, condenar las consultas a los adivinos brujos y similares y prohibir el comercio de sus productos en los mercados y otros lugares además de condenarlos públicamente de la forma más dura y condenar a los que a ellos acuden.

Y no hay que dejarse engañar con sus aciertos en algunos casos ni por la cantidad de gente culta que acude a ellos pues estos últimos no están muy profundizados en la ciencia y son por el contrario, ignorantes por estar acudiendo a lo vedado por Allah. Porque el Mensajero de Allah salla Allah alaihi wa salam nos prohibió acudir a los adivinos, consultarles y creerles, a causa del gran mal que esto encierra, el inmenso peligro y las terribles consecuencias pues esta gente son mentirosos corruptores.

En los hadices mencionados vemos claramente que los brujos y los adivinos son incrédulos (kafires) porque alegan conocer lo oculto, y este alegato implica incredulidad (kufr) y porque no llegan a sus objetivos sino usando a los genios y adorándolos en vez de Allah esto último es kufr y asociar a otros con Allah (Shirk). Aquellos que creen en los adivinos en su alegato de conocer lo oculto, y tienen fe en ellos son como ellos. Y los que adquieren sus servicios no son mas seguidores del Profeta de Dios salla Allah alaihi wa sallam. Y no es permitido que el musulmán siga lo que ellos llaman (cura) como las fábulas de los talismanes, el plomo vertido, y otras supersticiones que enseñan a la gente, todas estas cosas son parte de la hechicería y del engaño a la gente, y quien se complace con lo que hacen pues está colaborando con su maldad y su incredulidad.

Tampoco es permitido para ningún musulmán dirigirse a los adivinos y preguntarles sobre quién será la esposa de su hijo o algún pariente, o lo que pasará entre los esposos o su familia, del cariño, fidelidad, enemistad, separación y otros, pues éstas cosas son de lo oculto que no lo conoce sino Allah el Glorioso, el Altísimo.

La hechicería es de los pecados capitales que implican Kufr tal como lo dijo Allah de los dos ángeles, en su Libro:

“Estos no enseñaban a nadie sin antes advertirle: Somos una prueba, no caigas en la incredulidad. Así aprendieron de ellos cómo separar al hombre de su esposa, pero no perjudicaron a nadie sin permiso de Allah. Aprendieron lo que les perjudicaba y no les beneficiaba y ciertamente supieron que quien adquiriera este conocimiento no tendría parte en la Ultima Vida. ¡Si hubieran sabido cuán malo era el precio por el que vendieron sus almas!” Aleya 102. Sura de la Vaca.

Esta aleya es prueba de que la hechicería es un pecado y es Kufr, de que los hechiceros separan a las parejas y de que la hechicería no trae, por sí misma, a la gente ni bien ni mal, sino que lo hace con el designio universal de Allah, pues Allah es Quien creó el bien y el mal. Han sucedido terribles desgracias por culpa de estos farsantes que heredaron sus brujerías de los paganos y las disfrazaron para los débiles de mente. Por cierto que somos de Allah y a El retornaremos; nos basta Allah y El es el Bueno y es suficiente para encomendarse.

La aleya anterior también es prueba de que los que aprenden la hechicería solo aprenden algo que les daña y no les beneficia y estos no tendrán parte alguna de la gracia divina; y esta es una gran advertencia que nos aclara lo terrible de su desgracia en esta vida y en la otra y que ellos se vendieron por el más mezquino precio, por eso es que Allah los reprochó de la siguiente forma:

“Si hubieran sabido cuán malo era el precio por el cual vendieron sus almas”.

Pedimos a Allah la Bienaventuranza y salvación del mal de los brujos adivinos, y otros hechiceros, también pedimos a Allah que proteja a los musulmanes de la maldad de los hechiceros y dé éxito a los gobernantes de los musulmanes, en la precaución antes sus maldades en la ejecución del veredicto de Allah para con ellos, a fin de que los siervos de Allah se libren de sus maldades y bajezas. Por cierto que Allah es Generoso y Misericordioso.

Allah prescribió para Sus siervos algo con lo que pueden defenderse de los maleficios de brujería antes de que se manifiesten; también nos mostró cómo curarla después de su acción, por Su infinita Gracia y Misericordia para con los humanos.

Ahora aclaremos las cosas con las que se puede defender la persona del maleficio de hechicería y cómo se puede curar la persona afectada por éste mal.

1.- Las cosas con las que puede prevenir el musulmán la acción de la hechicería antes de que actúe:
Lo más importante y efectivo en este campo es protegerse con los Adkar (recuerdos y alabanzas a Allah) permitidos, con las oraciones y los ta’widat (fórmulas para obtener refugio en Allah contra los males que nos acosan) que nos llegaron del Profeta salla Allah alaihi wa sallam.
Cabe mencionar la recitación de la Aleya del Trono (Aya 255, Cap 2 Sura la Vaca) después de cada oración obligatoria (salat), al terminar los adkar prescritos, también la recitamos antes de dormir.

Esta aleya es la más grandiosa del Coran y dice así:

“Allah, no hay Dios sino El, el Viviente, el Sustentador. Ni la somnolencia ni el sueño le afectan. Suyo es cuanto hay en los cielos y cuanto hay en la tierra. ¿Quién puede interceder por alguien ante El, si no es con Su permiso? Sabe lo que hay ante ellos y lo que habrá tras ellos, y no abarcan nada de Su conocimiento a menos que El quiera. El escabel de Su trono abarca los cielos y la tierra y no le causa fatiga mantenerlos. Es el Elevado, el Inmenso”.

También cabe mencionar la recitación de las suras finales del Coran, (Las Mu’awwidatain: Al Ijlas, al Falak y Annas), después de cada oración.
Tres veces después de la oración del Fayr al amanecer y tres veces después de la oración del Magrib al ocaso.
Además tenemos que recitar las dos últimas aleyas de la Sura “la Vaca” que dicen:

“El Mensajero cree en lo que se le ha hecho descender de su Señor y los creyentes (con él). Todos creen en Allah, en Sus ángeles, en Sus libros y en Sus mensajeros. No hacemos distinción entre ninguno de Sus enviados y dicen: Oímos y obedeceremos, (danos) Tu perdón, Señor nuestro y hacia Ti es el retorno. Allah no impone a nadie sino en la medida de su capacidad, tendrá a su favor lo que haya obtenido y en su contra lo que se haya buscado. Señor nuestro! No nos tomes en cuenta si olvidamos o erramos. Señor nuestro! No pongas sobre nosotros un peso similar al que pusiste sobre los que nos precedieron. Señor nuestro! No nos hagas llevar lo que no podamos soportar. Bórranos las faltas, perdónanos y ten compasión de nosotros. Tú eres nuestro Dueño, auxílianos contra la gente incrédula”.
Está comprobado que el Mensajero de Dios salla Allah alaihi wa sallam dijo: “Aquel que recita Ayat al kursi en la noche no cesa de protegerle un guardián de parte de Allah y no se le acerca Shaitan hasta que amanece”. También dijo: “A quien recita las dos últimas aleyas de la sura de la Vaca, le basta con eso”.

Quiere decir (Y Allah es el que más sabe) que le serán suficiente contra todo mal.
También está prescrito pedir refugio en Allah diciendo: “Por medio de las perfectas palabras de Allah pido refugio de la maldad de lo que creó”. Durante el día y la noche y al detenerse en cualquier lugar de la ciudad o el campo, en el aire y el mar.

El Profeta salla Allah alaihi wa sallam dijo: “Quien hace una parada en algún lugar y dice: “Por medio de las perfectas palabras de Allah, me refugio de la maldad de lo que creó “no lo daña nada hasta que prosigue su camino”.

Cabe mencionar también decir al empezar el día y la noche:

“En el nombre de Allah, Aquel que ante Su nombre nada puede dañar, ni en la tierra ni en el cielo; Él es el Omnioyente y el Omnisapiente”. Está comprobado que el Profeta de Allah salla Allah alaihi wa sallam animó a la gente a decir esto y además, es un medio de protegerse de todo mal.

Todas estas oraciones y adkar están entre los principales medios para protegerse del mal de la hechicería y otros males, para quien las digas con devoción, fe y confianza en Allah, encomendándose a El y aceptando en paz sus significados. Estas oraciones son también de las mejores armas para contrarrestar los efectos de la brujería una vez desencadenados, esto, además de aumentar las plegarias y las súplicas a Allah para que quite el mal y levante el perjuicio.

2.- Entre las plegarias de autenticidad comprobada desde el Profeta salla Allah alaihi wa sallam para curar los males de la brujería y otras calamidades, tenemos las que él mismo usaba con sus sahabas:
“Oh Allah, Señor de las gentes, haz que se vaya el maleficio y sana; Tu eres Quien sana y no hay remedio sino el Tuyo, un remedio que no deja a ninguna enfermedad”.

También nos ha llegado la plegaria que usó el Arcángel Gabriel cuando curó al Mensajero de Allah salla Allah alaihi wa sallam:

“En el nombre de Allah, te curo de todo lo que te daña y de la maldad de toda alma y ojos envidiosos. Allah te sana y yo, en el nombre de Allah te purifico”. Repetirá esto tres veces.

Entre las curas para la brujería ya efectuada está la que ayuda al hombre que no puede tener relaciones con su mujer por causa de alguna brujería; consiste en tomar siete hojas de cedro verde, trituradas con una piedra, o algo similar, para luego verter sobre ellas agua, en cantidad suficiente para tomar un baño con ella; finalmente se recita sobre ella Ayat al Cursi, las Suras “los incrédulos” y las tres suras finales del Coran, “Al Mu’awidat” y las aleyas sobre magia en la sura de “los lugares elevados” donde Allah dice:

“E inspiramos a Moisés “Tira tu vara! Y se tragó lo que habían falseado. Y se cumplió la verdad y se desvaneció lo que habían hecho. Fueron, así, vencidos y se retiraron humillados”. (7: 117-119).

Luego de recitar esto, se debe beber tres tragos del agua y bañarse con el resto, con eso se irá el mal, si Allah quiere. Si es necesario, no hay problema alguno en repetir el proceso dos o tres veces hasta lograr que el mal desaparezca.

Entre las curas está también, tratar de localizar el lugar donde está el maleficio, si se ubica, se extrae y se destruye se anula el hechizo. Esto es todo lo que pudimos aclarar de las cosas con las que uno puede protegerse y curarse de la hechicería, y Allah es el Garante de todo éxito.

Con respecto a contrarrestar los hechizos por medio de otros hechizos, como ser agrandado a los genios haciéndoles sacrificios y otro tipo de invocación ritual esto es pecado porque es obra de Satán y es Shirk (idolatría) mayor, por lo tanto debemos cuidarnos de no hacerlo. Tampoco es lícito contrarrestar el hechizo acudiendo a los adivinos, los brujos y los magos, o cumplir con sus instrucciones, porque estos no creen y son mentirosos corruptos que alegan tener conocimiento de lo oculto y engañan a la gente.
El Mensajero de Allah salla Allah alaihi wa sallam advirtió que no se debe recurrir a ellos, ni consultarles ni creerles, como ya aclaramos al principio de este tratado. Y cuando se le preguntó al Profeta Salla Allah alaihi wa sallam sobre el ensalmo dijo:

“Es una obra de las obras de Shaitan”, y el ensalmo (annushra) es pedir al mago contrarrestar el hechizo por medio de otro hechizo”.

Se debe pedir sólo a Allah facilitar la salvación de todo mal para los musulmanes, también es El quien los protege en su religión, les agracia con el entendimiento de la misma y les evita toda violación de Su Ley. Que Allah bendiga y exalte a Muhammad, Su siervo y Mensajero, y a toda su familia y compañeros.
La paz y las bendiciones de Allah sean con todos ustedes.

Abdulaziz ibn Baaz.

Presidente de las direcciones de Investigaciones Científicas, el Iftá y la Dawa y la Guía.






.
Volver arriba Ir abajo
 
El Veredicto sobre la Magia y la Hechicería
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» LA MAGIA DEL FLECHAZO...LA QUIMICA DEL AMOR
» LA LEY DE LA MAGIA - OSHO
» La Magia de la Fotografía Artística
» Consejo sobre switch
» Rumor sobre Pentax K5

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah :: TEMAS :: TEMAS VARIOS :: Brujería // Hechizos... etc-
Cambiar a: