ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah

En este lugar pretendemos dar información clara acerca de Ahl al Sunnah wal Yama'ah. Con absoluta fidelidad y obediencia a los principios islámicos traídos por inspiración Divina a nuestro Profeta salla Allah aleihi wa salam
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 La prohibición de aparentar (Ar-Riyaa)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sunnah wal Yamaah
Admin


Cantidad de envíos : 666

MensajeTema: La prohibición de aparentar (Ar-Riyaa)   Miér Abr 11, 2012 8:36 am



La prohibición de aparentar (Ar-Riyaa)


Dijo Allah : Diles [Oh Mohammad] : "Yo soy solo un hombre a quien se le ha revelado que solo debéis adorar a Allah que es vuestra única divinidad". (18:110)

Aparentar (Ar-riyaa) en su significado religioso es mostrar exteriormente actos de adoración para recibir elogios de la gente. También se enmarca en este significado el hacerse oír, o pretender que la gente diga (As-soumou'a), como por ejemplo, elevar la voz en la lectura de Corán, las amonestaciones (maou'idah) y los recuerdos (dikr).

Di oh Mouhammad : "Yo soy solo un mortal como vosotros, a quien se ha revelado que vuestro Dios es un Dios Único, y que en consecuencia no poseo poder sobre las criaturas, así como tampoco debo ni tengo derecho a ser adorado, porque todo ello corresponde solo a Allah , Único, sin asociados. Quien cuente con encontrar a su Señor y sea temeroso de Él, Que haga buenas obras y que cuando adore a su Señor, no Le asocie a nadie ya sean profetas, santos o Ángeles."

Dijo Ibn Taymiyah : "Encontrar a su Señor implica verlo en el Día de la Resurrección, tal como fuera interpretado por los Salaf".

Dijo Ibn Al Qayyim en su interpretación de la Aleya: "Al ser Allah la única divinidad, no existiendo otro dios que El, corresponde que todo acto de adoración le sea dedicado solo a Él. Es Único en su divinidad, y debe ser el único en ser adorado. Las buenas obras mencionadas en la aleya son aquellas que se encuentran libres de toda apariencia (riyaa)".

Esta aleya evidencia que la religión (din) con la que fueron enviados los Profetas implica que todo acto de adoración debe ser dirigido solo a Allah , tal como evidencia el Corán:
"Y por cierto que a todos los Mensajeros que envié antes de ti [¡Oh Mouhammad!] Les revelé que no existe más divinidad que Yo, [y les ordene:] ¡Adoradme solo a Mí! " (21:25)
Las desobediencias a este concepto en esta nación se han dado por diferentes motivos:

1. Un Tagut que alega merecer ser adorado, invitando a las personas a que lo hagan.

2. Un Tagut que llama a la adoración de ídolos.

3. Un idolatra que dirige distintos actos de adoración a otro que no es Allah

4. Una persona que duda sobre la veracidad del monoteísmo (tawhid), vacilando sobre la posibilidad de dirigir actos de adoración a otros que Allah

5. Un ignorante que supone equivocadamente que algunos actos de idolatría forman parte de la religión y una forma de acercarse a Allah , y esta última es la más diseminada, debido a la ignorancia existente, la falta de conocimiento, la imitación ciega de algunos sabios (taqlid), olvidándose el origen y objetivo de la religión de los Profetas [la paz sea con ellos].

Narró Abu Hurayra que el Mensajero de Allah salaLahu aleihi wasalam dijo : "Allah exaltado sea, ha dicho: "No necesito de asociados; quien realice una obra en la que asocie a otros junto a Mi, le abandonaré junto a su acto de asociación (shirk)".

Transmitido por Muslim (2985)

"Quien realice una obra en la que asocie a otros junto a Mi, le abandonaré junto a su acto de asociación" es decir, que quien dirija su intención hacia otro que no sea Allah habrá cometido un acto de idolatría. Según la narración de Ibn Majah: Dice Allah : "Yo soy inocente de tal acto, y este es para quien lo haya dirigido".

Dijo Ibn Rajab : "Las obras dirigidas a otro que no sea Allah subhana wa ta’ala pueden dividirse en distintos tipos:

La primera: En ocasiones las obras son mera apariencia (riyaa), como es el caso de los hipócritas. Dijo Allah :
"Cuando se levantan para hacer la oración lo hacen desganados, solo la hacen para ser vistos por los demás y no recuerdan a Allah sino poco". (4:142)
Pero difícilmente será cometido por un creyente en una obra obligatoria como en la oración (Salat) o el ayuno (Sawm), puede que tenga lugar en obras como la caridad, o la peregrinación, es decir en actos públicos que tienen testigos, donde la sinceridad completa es escasa. Estas obras no son aceptadas y se encuentran más próximas al castigo de Allah que a la recompensa.

La segunda: En ocasiones las obras son dirigidas a Allah , pero existe cierto deseo de aparentar, si este último es la razón y causa de la obra, esta es nula según los textos auténticos, por ejemplo el Hadith narrado por Chadad Ibn Aws donde el Profeta (sallalahu aleihi wasalam) dijo: "Quien realiza la oración (Salat) aparentando delante de la gente ha cometido un acto de idolatría. Quien ayuna para aparentar ha cometido un acto de idolatría. Quien da una limosna para aparentar ha cometido un acto de idolatría. Allah ha dicho: "Yo soy el mejor a quien puede ser dedicada una obra. Quien asocia a otro junto a Mí, sus obras, esmeradas, pocas o muchas pertenecen a su asociado (divinidad) y yo soy completamente inocente de él y no le necesito".

Transmitido por Ahmad (4/125)


Si a la intención original de ir al Jihad, le es incorporada también la intención de servir al ejército para obtener paga, o participar en la división del botín, la recompensa del Jihad mermara de acuerdo al alcance de la intención, pero no se verá anulada por completo.

Dijo Ibn Rajab: "Dijo el Imam Ahmad: "El comerciante y el mercenario obtendrán recompensa de acuerdo a su intención, pero nunca se asemejaran a aquellos que luchan esforzándose con sus bienes, sin aceptar nada a cambio".

Dijo también: "Aquel que toma la paga que se ofrece a los combatientes en el camino de Allah (fi sabililah) no comete ningún mal, ya que es como aquel que sale en defensa de su religión y si recibe algo lo toma".

Se registra que Abdoulah Ibn Amrou dijo: "Quien decide combatir en el camino de Allah y recibe sustento, ¡Que lo tome! Porque no existe impedimento. Pero aquel que solo combate si recibe a cambio dinero, no obtendrá ningún beneficio".

Se registra también que Moujahid dijo acerca de la peregrinación (Hayy) de los camelleros, los comerciantes y los contratados: "Sus peregrinaciones son completas, y no han de perder nada de sus recompensas". Siempre que la intención original sea realizar la peregrinación y no el hecho de obtener beneficios económicos.

La tercera: Si la obra es dirigida originalmente a Allah pero se introduce, una vez comenzada, cierto deseo de aparentar (riyaa), existen diferentes posibilidades:

1. Si este deseo es negado y rechazado por el corazón, no será perjudicial.

2. Pero en el caso de aquel que es vencido por dicho deseo, ¿es acaso recompensado por su intención original? ¿Es su obra anulada por completo? Los sabios difieren con respecto a este asunto. El Imam Ahmad e Ibn Jarir mencionaron las distintas opiniones y luego defendieron que la obra no se ve anulada por completo a causa de ello. Apoya esta opinión el Hadith del Mensajero de Allah (sallalahu aleihi wasalam) donde fue preguntado acerca de una persona que obra piadosamente y recibe elogios de la gente. Respondió: "Esa es la recompensa temprana que recibe el creyente".

Transmitido por Mouslim (2642)

Relato Abou Said que el Mensajero de Allah (sallalahu aleihi wasalam) dijo: "¿Acaso no he de informaros sobre aquello que temo mas para vosotros que el falso Mesías?" Respondieron: "Por supuesto que sí". Dijo: "La idolatría sutil. La persona comienza su oración (Salat), y la alarga al encontrar que una persona lo observa."

Transmitido por Ahmad (3/30) e Ibn Majah (4203)

Ibn Houzaimah transmitió el siguiente Hadit: "Salió ante nosotros el Mensajero de Allah salaLahu aleihi wasalam y dijo: "¡Oh gente mía! ¡Ay de vosotros y la idolatría en la intención!" Dijeron: ¡Mensajero de Allah! ¿Cuál es la idolatría de la intención? Dijo: "La persona inicia su oración, embelleciéndola al descubrir que alguien lo observa. Esa es la idolatría en la intención".

Transmitido por Ibn Khuthaiymah (937)


Se denomina "idolatría sutil" a la acción que aparenta ser sincera para Allah , y sin embargo es dirigida a otro ser. Dijo Chadad Ibn Aws : "Durante la vida del Mensajero solíamos considerar aparentar (Ar-Riyaa) como una idolatría menor".

Transmitido por At-Tabarani (7160) y Al Hakim (4/329)

Dijo Ibn Al Qayyim: "Ejemplos de idolatría menor:

1. La ocasional intención de aparentar.
2. Jurar por otro que no sea Allah
3. Cuando alguien dice: "Lo que Allah y tu queráis..."
4. o "esto proviene de Allah y de ti..."
5. o "soy gracias a Allah y a ti..."
6. o "que sería de mi, de no ser por Allah y por ti..."
7. o "me encomiendo a Allah y a ti..."
8. o "de no ser por Allah y por ti..."

Todos estos ejemplos pueden también transformarse en idolatría mayor según la intención y objetivo de quien los diga."

No cabe duda de que la sinceridad en la intención es una condición indispensable para la aceptación de las obras, al igual que lo es seguir el ejemplo del Mensajero de Allah (sallalahu aleihi wasalam) en dicha obra. Dijo Al Foudayl Ibn A'iyad en su interpretación del dicho de Allah :
"Es Quien creó la muerte y la vida para probaros y distinguir quién de vosotros obra mejor". (67:2)
"Es decir el más sincero y correcto". Le preguntaron: ¿Que significa: el más sincero y correcto? Dijo: "La obra si es sincera por Allah , pero no es correcta, no será aceptada. De igual manera, si la obra es correcta, pero no es sincera por Allah tampoco será aceptada. Sincero es aquello que es hecho solo por Allah , y correcto es aquello que es realizado según la Sunna".

Este Hadit alude también a:

1. La compasión del Mensajero de Allah (salaLahu aleihi wasalam) por su nación, y su constante consejo.

2. Aparentar es más peligroso para los devotos que la sedición del falso Mesías.

3. Si el Mensajero (salaLahu aleihi wasalam) se preocupaba por aquellos que fueron los mejores musulmanes de la historia, todos los que venimos después debemos preocuparnos aun más por apartarnos de la idolatría, ya sea menor o mayor.

Extraído del Libro Fath Al Majid, pág. 463

.
Volver arriba Ir abajo
Sunnah wal Yamaah
Admin


Cantidad de envíos : 666

MensajeTema: Re: La prohibición de aparentar (Ar-Riyaa)   Miér Abr 11, 2012 8:37 am



La Severa Precaución de Riyaa y el Incitamiento a la Sinceridad en los Hechos

De Abu Huraira (RA) quien dijo:

“Escuché al Mensajero de Alláh salla Allah aleihi wa salam decir:

“La primera de la gente (cuyo caso) será decidido en el Día del Juicio, será un hombre quien murió como mártir. Él será traído y Alláh le hará el recuento de sus bendiciones y él las reconocerá. Entonces Alláh dirá:

“¿Qué hiciste con estas bendiciones?”. Él dirá: “Yo pelee por Tu Vía hasta que fui martirizado”. Alláh dirá: “Tú has mentido. Tú peleaste para que la gente dijera: “Él es valiente. Y eso fue dicho acerca de ti”. Entonces Alláh ordenó que fuera arrastrado sobre su cara y arrojado al Fuego.

Luego habrá otro hombre traído (ante Él) quien adquirió conocimiento y lo impartió (a otros) y recitó el Corán. Él será traído y Alláh le hará el recuento de sus bendiciones y él las reconocerá. Entonces Alláh dirá: “¿Qué hiciste con estas bendiciones?”. Él dirá: “Yo adquirí conocimiento y lo enseñé y recité el Corán, por Tu Vía”. Él dirá: “Tú has mentido. Adquiriste conocimiento para que la gente dijera: “Él es un escolar”, y recitaste el Corán para que la gente dijera: “Él es un recitador”. Y eso fue dicho acerca de ti”. Entonces Alláh ordenó que fuera arrastrado sobre su cara y arrojado al Fuego.

Entonces un hombre será traído a quien Alláh le había hecho abundantemente rico y le garantizó cada clase de riqueza. Él será traído y Alláh le hará el recuento de sus bendiciones y él las reconocerá. Entonces Alláh dirá: “¿Qué hiciste con estas bendiciones?”. Él dirá: “Yo no dejé ninguna vía en la cual Tú Amas a la gente para gastar en ella, excepto que yo gasté en ello por Tu vía. Alláh dirá: “Tú has mentido. Tú hiciste eso para que la gente dijera: “Él es generoso. Y eso fue dicho acerca de ti”. Entonces Alláh ordenó que fuera arrastrado sobre su cara y arrojado al Fuego.

Reportado por Muslim[1], Ahmad[2] y An-Nasai[3].

El Reportador del Hadith.

La biografía de Abu Huraira ra ha precedido.

El Significado del Hadith.

Verdaderamente en la consecuencia de estas tres miserables personas es que una advertencia y un recuerdo para aquel quien tiene un corazón o uno quien escucha y es un testigo. ¿Cuál era su condición y qué les aconteció? ¿No es el Yihad en la vía de Alláh el más excelente de los hechos? ¿No es la cima de la montaña del Islam? ¿No hay para los Muyahid en la vía de Alláh cien niveles, con la distancia entre dos niveles como la distancia entre el cielo y la tierra? ¿No están los mártires vivos con Su Señor siendo sostenidos y rondando libremente en el Paraíso como ellos deseen?

¿Y no son los escolares, los herederos de los Profetas?

¿No dijo Alláh?

“Alláh exaltará en grado a aquellos quienes creen y a aquellos quienes les ha sido dado el conocimiento” (Al Mujadilah:11).

¿Y a este caritativo donador de dinero, aquel quien no dejó una Vía Amada por Alláh, en la que él gastara? ¿Alláh no recompensa la bondad con diez (tantos) parecidos, más de setecientos tantos, más de muchas veces como ello? Especialmente cuando eso fue gastado en la vía de Alláh. ¿No nuestro Señor nos urge a sacrificar y a gastar en su vía?

Así que ¿Qué fue lo que los afligió y los hizo los primeros de aquellos quienes fueron juzgados y arrojados al Fuego del Infierno? Que Alláh nos salve de esta consecuencia.

Verdaderamente el Profeta (salaLahu aleihi wasalam) explicó la razón para esta, su consecuencia, la cual es que ellos no purificaron sus acciones por Alláh ni las hicieron por Su Vía, aún pensaron que estas acciones se veían excelentes ante la gente. Sus intenciones eran perversas y sus objetivos eran corruptos debido al amor de la alabanza, glorificación y recomendación de la gente.

Así que el Muyahid no deseaba buscar la Faz de Alláh ni hacer que la Palabra de Alláh prevaleciera. Más bien él se deseó a sí mismo (lo mejor) y amó elevar su prestigio, reputación y fama entre la gente debido a su valentía, coraje y audacia. Así que él se ató a esto y ello fue su recompensa en la Dunya. Así como en el Más Allá entonces su recompensa es que su secreto sea abierto y descubierto y luego él sea arrojado al Fuego.

Como para el escolar, el no buscaba el conocimiento por la vía de Alláh, así que él pudo ganar en conocimiento de su Din y aprender lo que en obligatorio por Alláh, Su Libro, Su Mensajero y la gente en orden de cumplirlo. Él no enseñaba a la gente por la vía de Alláh, esperando por la recompensa de difundir el conocimiento y llamar a Alláh, más bien él lo hizo para que la gente dijera: “Tal y tal es un escolar; y tal y tal es el erudito de ésta era, y el Hafidh (preservador) de este periodo y el recitador de esta Ummah”. Así que su recompensa fue la apertura de sus intenciones y la revelación de sus secretos en el Día del Juicio, una recompensa para su perversa intención, y luego él es arrojado al Fuego.

Como para aquel quien tuvo riqueza, él no agradeció a Alláh, el Único quien confirió esas bendiciones sobre él y él no estaba entre aquellos respecto de los cuales Él dijo:

“y aquellos en cuya riqueza hay un derecho reconocido, para el pobre quien pide y para el desafortunado quien ha perdido su propiedad y riqueza (y su modo de vida es constreñido)” (Al Maarij:24-25).

Él no comprendió que su riqueza es la riqueza de Alláh, Quien lo probó a él con ello para ver como actuaría. Como un resultado de esto, él gastó su riqueza sin desear la Faz de Alláh y él no reconoció el sendero de la sinceridad en la vía de Alláh. Más bien deseó que la gente lo alabara al glorificarlo y los poetas fueran insistentes para mencionar que sus virtudes y noticias de su mano abierta y generosidad se volvieran difundidas entre la gente. Así que logró lo que deseaba y alcanzó lo que intentó en la vida de la Dunya. Como para el Más Allá, lo cual él no deseaba, entonces su recompensa en ello es un castigo preciso y una justa recompensa. Los obedientes ángeles quienes no desobedecen a Alláh en lo que Él les ha ordenado y hacen lo que Él ha ordenado, lo esperan para arrastrarlo sobre su cara y arrojarlo al Fuego.

Y efectivamente, hay en el ejemplo una profunda y gran admonición para los Mujahidin, los escolares y los ricos. Ellos deberían purificar sus acciones por Alláh, para que ellos puedan lograr la promesa de Alláh y puedan ser salvados de Su Castigo, el cual desciende sobre aquellos quienes desean ser vistos y los hipócritas.


[1] Hadith no. 512.
[2] 2/322.
[3] 6/21.



Mudhakkirah al-Hadith an-Nabawi.
Por Rabi Bin Hadi Umayr al-Madkhali.
Trad. árabe al inglés: Abu Nasir Abid Zargar.
Trad. inglés al español: Mussa Abdullah Reyes.



.
Volver arriba Ir abajo
 
La prohibición de aparentar (Ar-Riyaa)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» II Retromorphosis: Prohibición
» Fibra de vidrio , lana de roca y la salud
» SESTERCIO DE FAUSTINA ( MI PRIMER SESTERCIO !!!)
» COMO DUELE FINGIR ESTAR BIEN

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah :: TEMAS :: Aquidah :: Aquidah Sahih // Creencia Correcta-
Cambiar a: