ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah

En este lugar pretendemos dar información clara acerca de Ahl al Sunnah wal Yama'ah. Con absoluta fidelidad y obediencia a los principios islámicos traídos por inspiración Divina a nuestro Profeta salla Allah aleihi wa salam
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Consejos del Profeta (salaLahu alaihi wasalam) en Ramadán

Ir abajo 
AutorMensaje
Sunnah wal Yamaah
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 666

MensajeTema: Consejos del Profeta (salaLahu alaihi wasalam) en Ramadán   Dom Jul 29, 2012 6:40 am





Consejos del Profeta (salaLahu alaihi wasalam) en Ramadán

El Imán Ibn al-Qayyim (que Alá tenga misericordia del él) dijo:


“El consejo del Mensajero de Alá en Ramadán fue la más completa y perfecta para lograr el objetivo deseado con facilidad. El ayuno de Ramadán fue hecho obligatorio en el segundo año de la Hiyrah,[1] es decir que a su muerte había ayunado nueve años durante Ramadán.

Al principio, fue dada la opción entre ayunar y alimentar a una persona pobre por cada día, y luego la opción fue abrogada y el ayuno se hizo obligatorio para todos los que tuvieran capacidad. Alimentar a los pobres siguió siendo una opción solamente para los hombres y mujeres ancianos que pueden ayunar pero con mucha dificultad; a ellos les era permitido alimentar a un pobre por cada día. A los enfermos (no crónicos) o viajantes les era permitido romper el ayuno y reponer los días perdidos más adelante. Lo mismo se aplica a las mujeres embarazadas o lactantes si experimentan alguna dificultad.


Incremento en los actos devocionales


El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) solía intensificar sus actos de adoración durante Ramadán. El ángel Gabriel se reunía con él en este mes para repasar el Corán. Cuando Gabriel se reunía con él, era más rápido que el viento en hacer buenas acciones. Él era la persona más generosa; pero era más generoso que nunca en Ramadán, donde incrementaba las caridades, actos de amabilidad, recitación del Corán, oraciones, la mención de Alá y el retiro espiritual en la mezquita. El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) solía realizar actos de adoración y devoción durante Ramadán más que en cualquier otro mes, y algunas veces continuaba ayunando a lo largo de la noche con el fin de hacer uso del tiempo para la adoración. El Profeta r prohibió a sus compañeros continuar el ayuno durante la noche, y cuando ellos le decían: “Pero si tu continuas ayunando durante la noche” Él les decía: “Ustedes no son como yo. Yo permanezco con mi Señor que me da alimento y bebida”. (Bujari y Muslim)

El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) les prohibió continuar el ayuno durante la noche por misericordia a su Ummah, pero les permitió continuarlo solo hasta unas horas antes del amanecer.

En Sahih al-Bujari, Abu Sa`id al-Judri narró que oyó al Profeta (salaLahu alaihi wasalam) decir:

“No continúen ayunado toda la noche. Pero quien lo desee puede continuar sólo hasta las horas antes del amanecer”.

Eso es más fácil para la persona que ayuna y de hecho, toma el lugar de su comida, aunque en un tiempo posterior. Alguien que ayuna tiene una comida, entonces si come antes del amanecer sólo lo ha cambiado del inicio de la noche hasta el final de la misma.

Su consejo para confirmar el inicio del mes


El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) empezaba el ayuno de Ramadán solo luego del avistamiento confirmado de la luna nueva o del testimonio creíble de un testigo musulmán. El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) comenzó a ayunar basado en el testimonio de Ibn `Umar (ra), y una vez basado en el testimonio de un beduino. Él actuó basado en su información, pero sin embargo no les exigió que lo hicieran en forma de testimonio legal. En caso de que la luna no fuera vista y no hubiera testigo alguno, él completaría el mes de Sha`baan con treinta días y luego empezaría a ayunar.

El Profeta (salaLahu alaihi wasalam), no empezaba a ayunar en un día nublado, ni tampoco lo ordenaba. En lugar de esto, ordenaba que se completara el mes de Sha`baan con treinta días cuando estaba nuboso. Esta era su práctica y lo que él ordenaba, y esto no contradecía su dicho:

“Si está nublado, estímenlo”. (Al-Bujari y Muslim) Pues un estimado es un cálculo, y significa: completen el mes cuando esté nublado, como está afirmado en el Hadiz: “Completen los días de Sha`baan”. (Al-Bujari)


Su consejo para finalizar el mes

El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) le ordenaba a la gente comenzar el ayuno sobre el testimonio de un musulmán, pero terminaba el ayuno basado en el testimonio de dos testigos. Si dos testigos daban testimonio de haber visto la luna luego de que el tiempo de la oración del Eid había pasado, el rompía su ayuno y le ordenaba a la gente hacer lo mismo. Luego él hacía la oración del Eid en su tiempo indicado a la mañana siguiente.

[1] La emigración del Profeta de La Meca a Medina.


El Imán Ibn al-Qayyim dijo:

“El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) solía apresurarse a romper el ayuno [a la puesta del sol] y ordenaba a la gente hacer lo mismo. Él también solía demorar su suhur[2] y alentaba a los demás a hacer lo mismo.


El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) alentaba a romper el ayuno con dátiles, pero si no había, entonces con agua. Esto era por consideración hacia su Ummah, pues el estómago vacío es por naturaleza más propenso a algo dulce, lo que fortalece las funciones del cuerpo, especialmente la vista. En Medina, los dátiles eran los dulces acostumbrados; cuando estaban secos eran alimento y provisión, y cuando estaban frescos eran la fruta. Respecto al agua, el hígado se deshidrata durante el ayuno. Por eso, al ser hidratado en un principio, opera más efectivamente cuando luego llega la comida. Por lo tanto, es mejor para alguien que está hambriento y sediento empezar con un poquito de agua antes que su comida. Esto es en adición a las propiedades particulares de los dátiles y el agua que tienen un efecto beneficioso sobre el corazón, algo reconocido por médicos especialistas del corazón.

Con el Profeta (salaLahu alaihi wasalam) en el momento de romper su ayuno


El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) rompía su ayuno antes de orar la oración del maghrib. Él (salaLahu alaihi wasalam) rompía su ayuno con dátiles frescos o, si no estaban disponibles, con dátiles secos; y si no disponía de ninguno de ambos, con unos pocos sorbos de agua. Es reportado que al romper su ayuno decía:

“La sed se ha ido, las venas han sido humedecidas y la recompensa está asegurada, si Alá quiere”. (Abu Dawud)

Y decía:

“Por cierto que la súplica del ayunante al momento de romper su ayuno no es rechazada”. (Ibn Mayah)

También dijo:

“Cuando la noche llega y el día se va (en el horizonte) el ayunante debe romper su ayuno”. (Al-Bujari y Muslim)

Estas palabras fueron explicadas de la siguiente manera: legalmente, cuando llega la noche, el ayunante termina su ayuno, ya sea que tenga la intención de hacerlo o no, porque el tiempo legal para ello ha llegado.


Modales durante el ayuno

El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) prohibió al ayunante el sexo, hablar maleducadamente, las discusiones ruidosas, los insultos y responder a ellos. Él instruyó que si uno era injuriado o insultado sólo debía responder:

“Estoy ayunando” (Al-Bujari y Muslim)

Algunos eruditos mencionaron que debe decirlo con su lengua, lo que es lo más probable. Otros decían que significaba dentro de su corazón– para recordarse a sí mismo que estaba ayunando. E incluso otros decían que durante el ayuno obligatorio debía decirlo con su lengua pero durante un ayuno voluntario debía hacerlo en su corazón porque esto impide ostentar.


Sus enseñanzas sobre el viaje durante Ramadán


El Mensajero de Alá (salaLahu alaihi wasalam) viajaba en Ramadán y algunas veces observaba el ayuno y algunas veces rompía su ayuno. Él (salaLahu alaihi wasalam) les daba a sus compañeros la opción de tomar cualquiera de las dos opciones, pero les ordenó romper su ayuno cuando se aproximaron al enemigo, a fin de estar fuertes para la batalla. Cuando el viaje no involucraba peligro alguno, el Mensajero de Alá les decía que era un permiso, quien se beneficiara de él hacía lo correcto, y quien prefiriera ayunar no debía ser criticado. El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) viajó durante Ramadán para dos de las más grandes campañas militares: Badr y la reconquista de La Meca.

El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) no designó específicamente una distancia tras la cual el viajero podía romper su ayuno, y nada auténtico fue relatado sobre este particular. Los Sahaba, cuando partían en un viaje al pasar más allá del área residencial del pueblo interrumpían su ayuno, e informaban que esa era la Sunnah.

Ubayd ibn Yabr dijo: “Abordé un barco desde Fustat con Abu Basrah al-Ghifari, un compañero del Mensajero de Alá, durante Ramadán. No habíamos dejado aún el campamento atrás cuando él invitó a una comida, diciendo: ‘Vengan a comer’. Yo le dije: ‘¿No ves aún las casas?’ Abu Basrah me dijo: ‘¿Acaso quieres abandonar la sunnah del Mensajero de Alá?’“ (Ahmad y Abu Dawud)

Muhámmad ibn Ka`b dijo: “Fui donde Anas ibn Malik t en Ramadán. Él tenía la intención de viajar por lo que su camello había sido preparado y se había puesto su ropa de viaje. Entonces ordenó una comida y comió, por lo que yo le pregunté: ‘¿Así es la Sunnah?’ Él me dijo: ‘Esta es la Sunnah’ y montó su camello”. (At-Tirmidhi)

Estas narraciones claramente muestran que quien inicie un viaje durante el día en Ramadán puede romper el ayuno.

[2] Una comida antes del amanecer para aquellos que tienen la intención de ayunar.

Entre las enseñanzas del Profeta (salaLahu alaihi wasalam) se encuentra que si estaba en estado de impureza sexual al amanecer haría el ghusl[3] luego del adhan del fayr y observaría el ayuno. Él solía besar a su esposa mientras estaba ayunando en Ramadán[4] y comparó el beso del ayunante con lavarse la boca con agua[5].


Su consejo para quien come o bebe por olvido


El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) enseñó que un ayunante no necesita reponer el día si come o bebe por olvido, y dijo que fue Alá en realidad quien lo alimentó y le dio de beber. Es decir que la persona no es responsable por comer o beber por olvido y eso no anula el ayuno ya que sólo se anula por algo que se hace deliberadamente.


Lo que anula el ayuno


El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) declaró, en lo que se registra de manera auténtica, que el ayuno se anula por comer o beber deliberadamente[6], realizar el hiyama[7], y el vómito deliberado.

El Corán menciona que el acto sexual invalida el ayuno, como lo hace comer y beber, y no hay desacuerdo acerca de esto.

El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) no hizo mención acerca de aplicar kohl en los ojos, pero es reportado que él usaba el cepillo de dientes (miswak) durante el ayuno. Él no prohibió usar el miswak sin importar el horario del día que fuera. El Imám Ahmad mencionó que él vertía agua sobre su cabeza mientras ayunaba. Él solía poner agua en su boca y nariz durante la ablución, pero advertía a la gente que lo hiciera con cuidado. El Imám Ahmad también dijo que él no se aplicaba las ventosas del hiyama mientras ayunaba.


Sus consejos para el I`tikaaf [8]

El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) hizo i`tikaaf regularmente durante los últimos diez días de Ramadán hasta su muerte. Una vez faltó a ello en Ramadán pero repuso los días durante el mes siguiente de Shawwal.

El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) una vez hizo i`tikaaf en los primeros diez días de Ramadán, luego en los diez días del medio, luego en los últimos diez días, buscando Laylatul-Qadr. Luego de eso se volvió claro para él que esto tiene lugar dentro de los últimos diez días, entonces continuó haciéndolo así hasta que murió.

El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) solía ordenar que le armaran una tienda en la mezquita en la cual retirarse para estar a solas con su Señor. Comenzaba el i`tikaaf luego de hacer la oración del fayr.

El Profeta (salaLahu alaihi wasalam) solía hacer i`tikaaf durante diez días cada año, pero en el año antes de morir lo hizo durante veinte días. El ángel Gabriel venía a oír su recitación del Corán una vez cada año, pero en su año final repasó la recitación del Corán dos veces.

Cuando el Profeta (salaLahu alaihi wasalam) hacía i`tikaaf se aislaba en su tienda. Solo iba a su casa a atender los llamados de la naturaleza. Desde la mezquita él solía poner su cabeza en la habitación de Aisha (ra) para que ella lavara y peinara su cabello, incluso cuando ella tenía sus menstruos.

Su esposa lo visitaba durante el i`tikaaf, y cuando ella se levantaba para irse, él se levantaba y la acompañaba a la puerta, lo que ocurría durante la noche. No mantenía relaciones sexuales con ninguna de sus esposas durante el i`tikaaf, ni siquiera las besaba.

Durante i`tikaaf pedía que fuera colocada una estera en el lugar donde pernoctaba. Su concentración era tal que al salir para aliviarse de sus necesidades, podía pasar cerca de una persona enferma pero no paraba o preguntaba por ella.

Una vez hizo el i`tikaaf en una tienda turca y colocó una esterilla de paja en la entrada con el fin de alcanzar el objetivo y espíritu del i`tikaaf. Esto es en contraste a la práctica de algunas personas ignorantes que la hacen un lugar para reunirse amigos y conversar con ellos. Estas personas están en un camino y el Profeta (salaLahu alaihi wasalam) en otro. Y Alá es quien concede el éxito.


[3] Un baño completo.
[4] Los eruditos no recomiendan besar al cónyuge durante el ayuno, si la persona no tiene la capacidad de controlarse a si mismo y teme caer en las relaciones sexuales.
[5] Es decir que no afecta el ayuno.
[6] Incluyendo lo que es similar, tal como fumar o las inyecciones o zondas nutritivas.
[7] Tratamiento médico llamado escarificación mediante el cual se hacen pequeñas incisiones en la piel, y se retira sangre mediante un procedimiento de vacío.
[8] El retiro espiritual.


By Isa Rojas


.
Volver arriba Ir abajo
 
Consejos del Profeta (salaLahu alaihi wasalam) en Ramadán
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Consejos para sellar la pieza para copiado en resina
» Tutoriales y consejos para destripar relojes
» 10 Consejos para tus fotos de Paisajes y Relieves
» Consejos
» tecnicas, tips y consejos para trabajar masa a base de mache!!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah :: TEMAS :: Los cinco pilares del Islam :: Ayuno // Ramadán-
Cambiar a: