ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah

En este lugar pretendemos dar información clara acerca de Ahl al Sunnah wal Yama'ah. Con absoluta fidelidad y obediencia a los principios islámicos traídos por inspiración Divina a nuestro Profeta salla Allah aleihi wa salam
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 6- Jaled y la Batalla de Mu'tah

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Iman



Cantidad de envíos : 156

MensajeTema: 6- Jaled y la Batalla de Mu'tah   Miér Dic 10, 2008 8:15 pm




Jaled Ibn Al-Walid
La Espada de Allah



► La Conquista de Mu'tah


Fue una de las primeras en la que Jaled participó, poco después de abrazar el Islam (por dos o tres meses) La causa de esta misión fue que el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- envió gente para invitar al Islam a That Al-Talh (cerca de Siria) pero mataron a los quince que fueron y sólo dejaron al jefe del grupo con vida (para que informase del hecho?)

El Profeta -salla Allah aleihi wa salam- mandó a Al Hareth iben Amra Al Azadi como mensajero a Hércules y, en el camino, lo mató Sharrhabil ben Amra Al Gasani. Estos hechos podían llevar a pensar a los Gassanies y a sus vecinos que los musulmanes eran débiles y también podía dar aliento a las tribus para apoyarles y a los romanos para ayudar a derrotar y terminar con los musulmanes. Así, para evitarlo, el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- preparó un ejército de tres mil hombres, entre ellos estaba Jaled, y nombró a uno de sus sahaba para encabezar dicho ejército, Za'id ben Haretha, ya que, Jaled era recién llegado al Islam.

Hizo instrucciones que si caía en combate o le herían el mando pasaría a Gafar ben Abi Taleb y, si a él le pasaba algo, se encargaría del ejército Abd Allah ben Rawaha y, si a este le pasaba algo, que los musulmanes eligiesen a uno para conducir el ejército.

Y los mandó a donde habían matado a los musulmanes para invitarlos al Islam, si aceptaban, los musulmanes también aceptaban (quiere decir no habría lucha) y si no aceptaban, entonces habría combate y les dijo que no mataran a niños, mujeres, ancianos ni a los huidos, ni corten palmeras ni árboles ni destruyan casas. Con este fin salieron para llegar a Mu'en (actualmente en Jordania).

Los musulmanes se han enterado que Hércules había acampado en Ma'ab (también en Jordania) con cien mil soldados romanos y cien mil de las tribus aliadas y estaban esperando para recibir a los musulmanes.

Hércules había llegado a la zona, no con el fin de enfrentarse a los musulmanes, porque para los musulmanes era imposible reunir doscientos mil hombres y en poco tiempo; sino que había venido allí para dar las gracias a Dios, tal como prometió por derrotar a los persas y, para devolver la cruz que habían robado los persas a la gran iglesia romana. El enfrentamiento con los musulmanes no lo habían planeado, ni lo esperaban ni lo pretendían.

Entonces cuando salieron de Medinah, al ver al ejército romano, algunos volvieron y otros se quedaron a esperar órdenes del Profeta -salla Allah aleihi wa salam- Entonces Abd Allah Ben Rawaha les dijo a los que estaban volviendo:

¡Oh gente! Cómo es que no queréis lo que habéis salido a buscar? (la victoria o el martirio) nosotros no combatimos con la gente por su número, ni por su fuerza, ni por su preparación; sólo combatimos con y por esta religión que Allah nos honró con ella. Volved, volved; pero sólo hay dos buenos caminos: La Victoria o el martirio. Todos han vuelto para cumplir su misión contra los romanos. Se han dirigido de Mu'en a Mu'tah durante dos noches y en el camino había murallas de los gassaníes aliados de los romanos. Los gasanies estaban atrincherados esperando órdenes y ayuda para atacar a los musulmanes por sorpresa.

Cuando ésta llegó atacaron inesperadamente a los musulmanes. Cuando la batalla comenzó el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- dijo a Za'id que cogiera el estandarte y Za'id luchó hasta que murió. Luego cogió la bandera Gáfar y luchó hasta morir y luego la cogió Abd Allah y luchó hasta que le mataron.

Cuando murió el último asignado por el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- para conducir al ejército, Thabet cogió el estandarte y se dirigió a toda prisa hacia Jaled, que era un soldado más entre todos, y le dijo:

Coge el estandarte Abu Sulaiman. Jaled dijo que no merecía tal honor puesto que era un recién llegado, cógela tú Thabat que la mereces más, eres mayor y has participado en la Batalla de Badr. Thabat le dijo:

¡Tómala! tú eres más experto que yo en la lucha y te juro por Allah que yo la cogí para entregártela a ti. Thabat preguntó a los musulmanes: ¿Aceptáis a Jaled como comandante? Todos han dicho que sí.

Jaled montó su caballo, cogió el estandarte con su mano derecha e inclinándolo hacia adelante azuzó a su caballo como queriendo abrir con ella una puerta cerrada al ejército.

Habían muerto muchos musulmanes, entre ellos los tres jefes, y la situación estaba muy difícil. No parecía que pudiese haber forma de cambiar el signo de la Batalla, lo aparentemente razonable era parar la batalla para no perder más musulmanes. Para esto hace falta una retirada para salvar al resto.

Pero Jaled nunca pensó en retirada sin darles una buena lección a los enemigos del Islam. Quería hacer pensar a los enemigos que se iban a retirar porque no podían enfrentarse a tantos soldados. La retirada, también resultaba difícil y más cuando no era cierta y no continuarían camino adelante, pero para Jaled, un corazón valiente, un genio de las artes del combate, un gran estratega y un musulmán de fe, no le resultaría demasiado imposible organizar la situación.

Se adelantó la espada de Allah, luchando y analizando la situación de la batalla con ojos de halcón, mentalmente preparaba los planes con máxima rapidez y brevedad. Dividió a su ejército, sin parar de luchar, dio a cada grupo una misión, y abrió un camino entre el ejército romano por el cual salió todo el ejército musulmán sano y salvo.

Gracias a Allah y a la gran genialidad que le había otorgado a Jaled ibn Al-Walid. Así pudo cumplir con el plan de retirar al ejército sano y salvo para organizarse y, a la vez, hacer creer al enemigo que se habían retirado definitivamente.

Cambió las posiciones de su ejército, puso los que estaban a la derecha los puso a la izquierda, los que estaban delante los puso detrás e hizo un grupo para levantar polvo y hacer mucho ruido. Al llegar la madrugada volvieron a la batalla. Tanto los gassaníes como los romanos cuando se acercaron los musulmanes vieron nuevas caras que antes no habían visto y vieron mucho polvo y mucho ruido detrás del ejército, esto les hizo pensar que los musulmanes habían recibido refuerzos.

Jaled rompió en esta batalla nueve espadas enemigas. Los musulmanes dieron muerte a muchos enemigos pero, la diferencia en número de efectivos era insalvable; así que Jaled ordenó volver a Medinah, para evitar la total destrucción del ejército musulmán por causa de la desigualdad en número de hombres, caballos etc. Jaled no quiso arriesgar vidas frente a un ejército de doscientos mil hombres cuyo final, sin duda, hubiera sido el exterminio total del ejército musulmán. Desde ese día Jaled fue reconocido por todos como la espada de Allah, ya que las circunstancias de la batalla preveían una derrota total y Jaled con la ayuda de Allah, la convirtió en una victoria parcial.




(*) Radia Allah anhum.



Extraído del Libro: Jaled el Formidable
Autor: Ábass Mahmud Al-Aqâd
Editorial: Nahdat Masser
Traducido del árabe al castellano, con la ayuda de Allah, por un hermano Palestino. Allah acepte su esfuerzo. Amin.


.

Volver arriba Ir abajo
 
6- Jaled y la Batalla de Mu'tah
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Batalla del bosque de Teutoburgo
» La Batalla de las Navas de Tolosa
» Recreación de la Batalla de Almansa 1707
» Duda fase de batalla
» ¿ QUE BATALLA INUTIL PELEAS CON EL ESPEJO?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah :: TEMAS :: El Profeta Muhammad saws // Profetas // Sahabas // Milagros de los Profetas // Revivir la Sunnah // Salaf as Saleh. :: Salaf as Saleh.-
Cambiar a: