ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah

En este lugar pretendemos dar información clara acerca de Ahl al Sunnah wal Yama'ah. Con absoluta fidelidad y obediencia a los principios islámicos traídos por inspiración Divina a nuestro Profeta salla Allah aleihi wa salam
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Al-Isra' y Al-Mi'râÿ // El Viaje Nocturno y el ascenso a los cielos

Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2886

MensajeTema: Al-Isra' y Al-Mi'râÿ // El Viaje Nocturno y el ascenso a los cielos   Miér Jun 13, 2012 5:13 pm




Al-Isra' y Al-Mi'râÿ // El Viaje Nocturno y el ascenso a los cielos

Al-Isra' y Al-Mi'râÿ

El Viaje Nocturno y el ascenso a los cielos


Los últimos días de la permanencia del Profeta -salla Allah aleihi wa salam- en La Meca estaban alternados entre dos extremos: Un éxito gradual y continuas persecuciones. Sin embargo, se divisaba una luz que brillaba en el horizonte, finalmente materializada con el Viaje Nocturno del Profeta -salla Allah aleihi wa salam- a Jerusalén y de allí su ascensión a los cielos.

Los sabios del Hadiz narran numerosos detalles del acontecimiento, el siguiente es un resumen del mismo.

Dijo Ibn Al-Qaiem: ''El Mensajero de Allah -salla Allah aleihi wa salam- fue transportado en forma corporal, según el punto de vista correcto, desde la Sagrada Mezquita de La Meca hacia Bait Al Muqqadas (Jerusalén) montado sobre Al-Barâq acompañado por el ángel Yibril -aleihi wa salam-. Ahí amarró (su montura) a la aldaba de la puerta de la Mezquita y dirigió a los Profetas -aleihum wa salam- durante la oración. Luego, esa misma noche ascendió desde Bait Al-Muqqadas (en Jerusalén) al primero cielo. Yibril -aleihi wa salam- solicitó permiso para ingresar, y cuando se lo dieron entraron y vieron al Profeta Adán -aleihi wa salam- el padre de la humanidad. El Profeta Muhammad -salla Allah aleihi wa salam- lo saludó y Adán -aleihi wa salam- le devolvió el saludo y le dio la bienvenida, manifestando su fe en la Profecía de Muhammad -salla Allah aleihi wa salam. Vio las almas de los mártires a su derecha y las de los despreciables a su izquierda.

El ángel Yibril -aleihi wa salam- ascendió luego junto al Profeta -salla Allah aleihi wa salam- al segundo cielo, se le permitió entrar y ahí vio y saludó a Juan hijo de Zacarías -aleihum wa salam- y a Jesús y a María -aleihum wa salam- Ambos le devolvieron el saludo, le dieron la bienvenida y expresaron su fe en la Profecía.

Luego alcanzaron el tercer cielo donde vieron al profeta José -aleihi wa salam- este le dio la bienvenida y expresó su fe en la Profecía.

El Profeta -salla Allah aleihi wa salam- junto a Yibril -aleihi wa salam- llegaron al cuarto cielo donde se encontraba el Profeta Idris -aleihi wa salam- y lo saludaron. Idris -aleihi wa salam- les devolvió el saludo y manifestó su fe en la Profecía.

Luego ascendió al quinto cielo donde se encontró con el Profeta Aarón -aleihi wa salam- y lo saludó y Aarón le devolvió el saludo y manifestó su fe en la Profecía. En el sexto cielo se encontraba Musa (Moises) aleihi wa salam- y lo saludó y le devolvió el saludo y manifestó su fe en la Profecía. Luego el Profeta Muhammad -salla Allah aleihi wa salam- en el séptimo cielo se encontró con Abraham -aleihi wa salam- se saludaron y Abraham -aleihi wa salam- manifestó su fe en la Profecía.

Luego fue llevado al loto de la linde (Sidrat-Al-Muntaha) y le fue mostrada la Casa Frecuentada (Al-Bait-Al-Ma'mûr) que es idéntica a La Kabah y todos los días ingresan en ella setenta mil ángeles diferentes para adorar a Allah -subhana wa ta'ala y nunca vuelven hasta el Día de la Resurrección.

Luego fue elevado ante Su Señor, acercándose a una distancia de dos arcos o menos aún. Allah -subhana wa ta'ala- hizo revelaciones a Su siervo -salla Allah aleihi wa salam- y le ordenó la realización de cincuenta oraciones diarias. Cuando el Profeta Muhammad -salla Allah aleihi wa salam- regresó donde estaba Musa -aleihi wa salam- informó que sus seguidores deberían realizar cincuenta oraciones diariamente. Musa -aleihi wa salam- le dijo al Profeta -salla Allah aleihi wa salam- Tus seguidores no podrán cumplir con tantos rezos. Regresa a Tu Señor y pídele una reducción. El Profeta -salla Allah aleihi wa salam- lo consultó con Yibril -aleihi wa salam- y este le dijo: 'Está bien, si es tu deseo'' y ascendió nuevamente ante Su Señor. Entonces Allah -subhana wa ta'ala- redujo las oraciones a diez. Al descender informó a Musa -aleihi wa salam- quien nuevamente le aconsejó que solicitara otra disminución. Muhammad -salla Allah aleihi wa salam- una vez más le rogó a Su Señor una reducción. Hasta que fueron prescriptas como obligatorias cinco oraciones diarias. Musa -aleihi wa salam- le solicitó que pidiera otra reducción, pero Muhammad -salla Allah aleihi wa salam- dijo:

''Siento vergüenza de pedir otra reducción a mi Señor. Acepto y me resigno a Su Voluntad''

Cuando Muhammad -salla Allah aleihi wa salam- partió, un pregonero anunció: ''He impuesto mi orden y He aliviado la carga a Mis siervos''

Luego Ibn Al-Qaiem mencionó las distintas versiones sobre si el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- vio a Allah -subhana wa ta'ala o no. Mencionando lo que dice Ibn Taimiîah al respecto. El resultado de dicha investigación es que la visión ocular no fue mencionada por ninguno de sus Compañeros -radia Allah anhum- y lo que se transmitió de Ibn 'Abbaâs sobre que el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- vio a Su Señor, se refiere a la visión del corazón. Luego dijo: ''Respecto a las palabras Surah La estrella:

Luego se aproximó y se acercó más'' (Corán 53, aleya 8)

No se refiere al acercamiento durante el Viaje Nocturno y la Ascensión. La aproximación se refiere a Yibril -aleihi wa salam- y su aproximación a él. Como lo afirma 'Aishah y Ibn Mas'ûd -radia Allah anhum- Respecto a la aproximación en el Hadiz de la Ascensión, claramente se refiere a su Señor, alabado y enaltecido. Esto no se contradice con la aleya anteriormente mencionada. También se menciona que lo vio en el loto de la linde refiriéndose a Yibril -aleihi wa salam- dado que Muhammad -salla Allah aleihi wa salam- lo vio dos veces en su verdadera forma. Una en la Tierra y otra en la loto del linde. Y Allah sabe más. (Zad Al-Ma'ad, 2/47-48. ver también Sahih Al-Bujari 1/50, 455, 456, 470 y otros y Sahih Muslim 1/91-96)

Acerca de las cosas que el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- vio durante este Viaje Nocturno están las siguientes:

Se le ofreció leche y vino y eligió la leche y se le dijo: ''Has elegido la pureza (fitrah) Si hubieses elegido el vino tu nación se hubiera desviado''

El Profeta -salla Allah aleihi wa salam- vio dos ríos manifiestos, El Nilo y el Eufrates y otros dos ocultos. Parece ser que los dos ríos manifiestos, el Nilo y el Eufrates, simbolizan el área poseedora de valles fértiles, donde el Mensaje de Muhammad -salla Allah aleihi wa salam- se establecería. Los otros dos ríos ocultos pertenecen al Paraíso.

Tuvo la oportunidad de ver a Mâlik, el guardián del infierno, con una cara sombría y severa. Vio el Paraíso y el infierno. Vio a los que injustamente se apoderaban de los bienes de los huérfanos. Tenían hocicos parecidos a los de los camellos, se tragaban piedras calientes y luego salían de sus espaldas. También estaban los que practicaban usura con sus grandes estómagos que les impedían moverse, eran pisoteados por la gente del Faraón cuando ingresaban al infierno. Vio a los adúlteros a los que se les ofrecía carne fresca y otra podrida, eligiendo la podrida.

El Viaje Nocturno conmocionó a la gente que hizo toda clase de preguntas a Muhammad -salla Allah aleihi wa salam- tratando de comprobar su veracidad. Entonces el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- les informó sobre una caravana de camellos de mercaderes de La Meca y sobre algunos animales perdidos que había visto desde el cielo en su camino de regreso, y que aún no habían llegado a La Meca, lo cual demostraría la verdad de su viaje (Ibn Hisham 1/397, 402-406)

Los incrédulos, sin embargo, tuvieron una formidable oportunidad para burlarse de los musulmanes y de su creencia. Le pidieron al Profeta -salla Allah aleihi wa salam- que describa la Mezquita de Jerusalén, la cual nunca había visitado, pero para el asombro de muchos, el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- hizo una descripción muy detallada de la ciudad. También detalló las noticias de sus caravanas y de las rutas que recorrieron. A pesar de todas las pruebas aportadas, esto no hizo más que incrementar a los incrédulos el alejamiento de la verdad. (Zâd Al-Ma'ad 1/48. Ver también Sahih Al-Bujari 2/684. Sahih Muslim 1/96 y Ibn Hisham 1/402)

Para los verdaderos musulmanes, no había nada inusual respecto al Viaje Nocturno. Allah subhana wa ta'ala el más poderoso, siendo capaz de crear los cielos y la tierra con Su Poder y Voluntas, seguramente también podía transportar a Su Mensajero -salla Allah aleihi wa salam- a través de los cielos para que vea Sus signos, de otra forma ningún humano lo podría hacer. Los incrédulos se apresuraron a informar a Abu Bakr -radia Allah anhu- de lo que escucharon, con la esperanza de que Abu Bakr -radia Allah anhu- se extrañara del suceso. Él (Abu Bakr -radia Allah anhu) dijo: ''Si Muhammad -salla Allah aleihi wa salam- lo ha dicho, ciertamente es verdad'' (ibn Hisham 1/399)

La más elocuente y acertada manifestación de la Verdad de este Viaje lo expresan las Palabras de Allah subhana wa ta'ala:

''Para mostrarle (a Muhammad -salla Allah aleihi wa salam) parte de nuestros Signos'' (Corán 17: 1)

La regla Divina respecto a los Profetas:

''Así fue como mostramos a Abraham el dominio de los cielos y de la Tierra para que fuera de los que creen con certeza'' (6: 75)

A Musa -aleihi wa salam- le dijo:

''Para mostrarte parte de Nuestros grandes Signos'' (20: 23)

Porque:

''Era de los que tenían fe y certeza'' (6: 75)

Los Profetas aleihum wa salam, luego de ver los signos de Alah subhana wa ta'ala creían firmemente y con certeza. Fueron elegidos con estos divinos privilegios debido a que soportarían grandes pruebas superiores a las de los hombres comunes y para que durante el cumplimiento de sus misiones, consideraran insignificantes las adversidades mundanas.


La Biografía del Noble Profeta Muhammad
-sal-lâ Allah alehi wa salam-
El Néctar Sellado
Por: Sheij Safi-ur-Rahmân Al Mubarakfuri
Traducción: Yusef Hussein Hallar
Revisión: Lic. Isa Amer Quevedo
Transcrito para libro virtual por: Ahl al Sunnah wal Yama'ah - http://ahlalsunah.forosactivos.net/


.
Volver arriba Ir abajo
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2886

MensajeTema: Re: Al-Isra' y Al-Mi'râÿ // El Viaje Nocturno y el ascenso a los cielos   Miér Jun 13, 2012 5:21 pm




La historia del Isra' y el Mi'ray que mencionan los Hadices (Parte 1)

1.- Fue narrado bajo la autoridad de Anas ibn Malik, que Al-lah esté complacido con él, que dijo: el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo:

“Vine montando Al Buraq -es una bestia blanca y alta más grande que el burro y menos que el mulo, anda rapidísimo de modo que pone su pezuña en el lugar donde termina el alcance de su vista- Dijo el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam: Así que la montaba hasta que llegué a Al Masyid Al Aqsa, luego la até a la puerta de la mezquita, luego entré en la mezquita y recé dos Rak‘at (pl. de Rak‘ah).

Luego salí y vino Yibril (Gabriel), la paz sea con él, trayendo consigo un recipiente de vino y otro de leche. Así que elegí la leche, por lo tanto me dijo Yibril: elegiste al Islam y la rectitud.” [Muslim].

2- En el Hadiz de Malik ibn Sa‘sa‘ah, que Al-lah esté complacido con él, dijo que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, les habló sobre el viaje nocturno, dijo:

"Mientras estaba en Al Hatim "el lugar entre Ar-Rukn Al Yamani (la Esquina del Yemen) y la estación de Ibrahim" o dijo: (en el Hiyr acostado), vino Yibril y abrió..."y dijo Malik: le escuché diciendo: “...abrió la parte tal entre éste y éste", así que pregunté a Al Yarud quien estaba a mi lado:

¿A qué se refiere con esto? Me respondió: de la parte baja de su cuello de adelante hasta el lugar del vello del pubis y dijo Malik: le escuché diciendo desde los huesos del pecho hasta el bajo vientre. Así que extrajo mi corazón, luego trajo un recipiente de oro lleno de fe, lavó mi corazón, después lo devolvió a su lugar, y me trajo una bestia más pequeña que la mula y más grande que el burro de color blanco. Así que Al Yarud quien estaba a mi lado le dijo: ¡Oh Abu Hamzah! ¿Acaso es Al Buraq? Anas, que Al-lah esté complacido con él, dijo: ¡Sí! , pone su pezuña en el lugar donde termina el alcance de su vista. Luego me llevó y me fui con Yibril hasta el cielo terrenal, donde pidió el permiso para pasar.

Se le preguntó: ¿Quién eres? Respondió: Soy Yibril. Se le preguntó: ¿Quién está contigo? Respondió: Muhammad. Se le preguntó: ¿Ya ha sido enviado entonces? Respondió: ¡Sí! Así que le dijeron: ¡bienvenido! Así que se abrió la puerta.

Cuando entramos, encontramos a Adam (Adán). Así Yibril, me dijo: éste es tu padre Adam, le saludó a Yibril y le saludé, nos respondió dándoles el saludo. Así que me dijo: bienvenido, por el hijo recto y el Profeta recto.

Luego subimos hacia el segundo cielo, Yibril pidió el permiso para pasar. Se le preguntó: ¿Quién eres? respondió: Yibril. Se le preguntó: ¿Quién está contigo? Respondió: Muhammad. Así que le preguntó: ¿Ya ha sido enviado entonces? Dijo: Sí. Así se dijo: bienvenido ¡Qué buena venida! Y Se le abrió. Cuando entré, encontré a Yahia (Juan) y a ‘Isa (Jesús), la paz sea con ambos, que son los dos primos maternos. Luego Yibril les saludó y yo les saludé.

Me respondieron: bienvenido sea el hermano recto y el Mensajero recto. Luego subimos hacia el tercer cielo y él pidió permiso para pasar. Se le preguntó: ¿Quién eres? Respondió: Yibril. Se le preguntó: y ¿Quién está contigo? Respondió: Muhammad. Se le preguntó: ¿Ya ha sido enviado entonces? Respondió: ¡Sí! Entonces se dijo: bienvenido ¡Qué buena visita! Se abrió la puerta y cuando entré, me encontré con Yusuf (José), la paz sea con él. Dijo Yibril: éste es Yusuf, la paz sea con él, así que le saludé, y él me respondió y dijo: bienvenido sea el hermano recto y el profeta recto. Luego me llevó hacia el cuarto cielo y pidió permiso para pasar. Se le preguntó: ¿Quién eres?

Respondió: Yibril, se dijo: ¿Quién está contigo? Respondió: Muhammad, se preguntó: ¿Ya ha sido enviado entonces? Respondió: ¡Sí!se dijo: bienvenido, que buena visita, así que se abrió la puerta y cuando pasé, me encontré con Idris, la paz sea con él, Yibril dijo: este es Idris, lo saludó y yo lo saludé, él respondió y me dijo: bienvenido sea el hermano recto y el Profeta recto. Luego Yibril subió conmigo hacia el quinto cielo, y pidió permiso para pasar. Se le preguntó: ¿Quién eres? Respondió: Yibril. Se le preguntó: ¿Quién está contigo? Respondió: Muhammad.¿Ya ha sido enviado entonces? Respondió: ¡Sí! Así Se dijo: bienvenido, ¡Qué buena visita!Luego se abrió y cuando pasé, encontré a Harun (Aarón), la paz sea con él, dijo Yibril: éste es Harun, por lo tanto lo saludé y me respondió:él respondió y me dijo: bienvenido seael hermano recto y el Profeta recto. Luego subimos hasta el sexto cielo. Yibril pidió el permiso para pasar. Se preguntó: ¿Quién eres? Respondió: Soy Yibril. Se le preguntó: ¿Quién está contigo? Respondió: Muhammad. Se preguntó: ¿Ya ha sido enviado entonces? Respondió: ¡Sí! Entonces se le dijo: bienvenido, qué buena visita.

Cuando pasé, me encontré con Musa (Moisés), la paz sea con él, así que Yibril le saludó y le saludé, él respondió el saludo y luego dijo: bienvenido sea el hermano recto y el Mensajero recto.

Luego cuando pasé, él lloró. Se le preguntó a Musa: ¿Por qué lloras? Dijo: lloro pues un Mensajero fue enviado después de mí y entrará en el Paraíso de su Ummah más de los que entrarán de mi nación. Luego Yibril me llevó hacia el séptimo cielo, así Yibril pidió permiso para pasar. Se le preguntó: ¿Quién eres? Respondió: Yibril. Se le preguntó: ¿quién está contigo? Respondió: Muhammad, se le preguntó: ¿Ya ha sido enviado entonces? Respondió: ¡Sí! Se dijo: bienvenido por su venida. Cuando pasé, me encontré con Ibrahim (Abraham), la paz sea con él. Dijo Yibril: éste es tu padre. Luego Yibril le saludó y le saludé, él nos respondió el saludo y luego me dijo: bienvenido sea el hijo recto y el profeta recto.

Luego se me acercó un Sidrah (loto) cuyas frutas se parecían a los jarros grandes de Hayar, sus hojas son tan grandes como las orejas del elefante. Dijo Yibril: este es Sidrat Al Muntaha (Loto de Límite), y había cuatro ríos, dos internos y dos externos. Así que pregunté: Yibril ¿Qué es esto? Me respondió: respecto a los dos ríos internos, son dos ríos en el Paraíso, y los dos ríos externos son el río Nilo y el río Éufrates. Después se me mostró la Casa Frecuentada [por setenta mil Ángeles diferentes cada día para adorar a Al-lah y nunca vuelven hasta el Día de la Resurrección, está en el cielo paralela a Al Ka‘bah]

Luego se me presentaron un recipiente que contiene vino, otro que contiene leche y tercero que contiene miel, así que elegí el que tiene la leche. Dijo Yibril: es la religión del Islam, la cual tú y tu Ummah siguen. Luego se me impuso la oración como acto obligatorio, cincuenta oraciones al día. Luego volví y pasé por Musa, la paz sea con él, así que me preguntó: ¿qué se te ordenó? Dije: se me mandó rezar cincuenta oraciones por día. Me dijo: Tu Ummah no podrá aguantar cincuenta oraciones diarias y por Al-lah, experimenté la capacidad de la gente antes de tí, traté con ello sa lo máximo, así que vuelve a tu Señor y pídele reducirla para el alivio de tu Ummah. Así que volví, por lo tanto Al-lah me Redujo diez oraciones, luego volví a Musa, la paz sea con él, y me dijo lo mismo. Después volví otra vez, por lo tanto Al-lah -Glorificado y Enaltecido Sea, me Redujo diez más. Después volví a Musa, la paz sea con él y me dijo lo mismo.

Por eso volví, así que Al-lah me Redujo diez más. Así que volví a Musa, la paz sea, con él y me dijo lo mismo. Luego volví y se me ordenó hacer diez oraciones cada día. Volví a Musa, la paz sea con él, que me dijo lo mismo. Luego volví y se me ordenó hacer cinco oraciones cada día. Así que volví a Musa, la paz sea con, y me preguntó: ¿qué se te ordenó? ‎dije: se me ordenó hacer cinco oraciones cada día. Me dijo: tu Ummah no puede cumplir con cinco oraciones cada día, y yo comprobé a la gente antes de ti, e intenté lo más que pude con los hijos de Israel. Vuelve a tu Señor y pídele reducirla para el alivio de tu Ummah.

El Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, respondió: se lo pedí a mi Señor tanto que me da vergüenza insistir más, así que lo acepto y me someto ante Al-lah. Ya cuando pasé, una voz pregonó: "He Decretado Mi obligación y Mitigado la carga para Mis siervos." [Al Bujari].

Sigue abajo

Fuente:


.
Volver arriba Ir abajo
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2886

MensajeTema: Re: Al-Isra' y Al-Mi'râÿ // El Viaje Nocturno y el ascenso a los cielos   Miér Jun 13, 2012 5:24 pm




La historia del Isra' y el Mi'ray que mencionan los Hadices (Parte 2)

El acontecimiento del viaje nocturno y la ascensión hacia el cielo fue un año antes de la Hégira (la emigración del Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam), así dijo Al Qadi ‘Iad, que Al-lah le dé Su perdón, en el libro Ash-Shifa’.

Cuando el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, volvió de su bendito viaje se lo informó a su pueblo. Esto lo realizó en una reunión donde estaban presentes: Al Mut’im ibn ’Adi, ’Amr ibn Hisham, Al Walid ibn Al Mugirah. Dijo el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam: "Anoche recé la oración de Al 'Isha’‎ [Oración de la Noche] en esta mezquita y recé allí la oración de la mañana y me fui después a Al Masyid Al Aqsa. Me encontré allí con un grupo de Mensajeros; entre ellos estaban: "Ibrahim, Musa e ‘Isa, la paz sea con ellos, y rezamos siendo yo imam y hablé con ellos", así que ‘Amr ibn Hisham dijo, burlándose: ¿Dime cómo eran? Respondió: "respecto a ‘Isa, la paz sea con él, no es alto ni bajo, de pecho ancho, de cara roja y tiene el pelo rizado y vello abundante sobre el cuerpo, se parece a ‘Urwah ibn Mas‘ud Az-Zaqafi.

Respecto a Musa, la paz sea con él, pues es enorme, moreno y alto como si fuera del clan de Shanu’ah, tiene dentadura combinada, sus labios son pequeños, su encía es destacada y tiene un aspecto serio.
Respecto a Ibrahim, ¡Por Al-lah! Es la persona entre la gente que más se parece a mí, en su aspecto y sus modales."

Dijeron: ¡Muhammad! Descríbenos la Masyid Al Aqsa, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, respondió: "entré por la noche y salí por la noche",‎ luego vino Yibril llevando la imagen de la mezquita en sus alas, así que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: "una puerta de ella es tal en la posición tal, otra es tal en la posición tal".

Luego le preguntaron acerca de sus caravanas, así que les dijo: "pasé por la caravana de fulano en Ar-Rawha’, que perdieron un camello y se fueron para buscarlo, así que llegué a su caravana pero nadie estaba allí y encontré una jarra de agua, así que bebí de ella. Entonces pregúntales acerca de esto".

Dijeron: ¡por Al-lah, este es un signo! “Luego pasé por la caravana del clan de Banu fulano, así que se escaparon los camellos de mí, salvo un camello rojo de entre ellos que llevaba sacos, su piel tenía rayas color blanco, no sé si fue debido a una lesión que tenía, pregúntales acerca de esto".

Dijeron: ¡esto por Al-lah es un signo!
“Luego pasé por la caravana de fulano en una zona llamada At-Tan‘im, que estaba siendo liderada por un camello de color blanco, que tiene un poco de color negro y viene a vosotros esta caravana desde el camino de las montañas.”

Así que Al Walid ibn Al Mugirah dijo: ¡Él es un mago! id a verles y comprobadlo, así que fueron a corroborarlo y encontraron el asunto tal como lo contó el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam. Así que dijeron que él es mago, y dijeron: lo que Al Walid ibn Al Mugirah dijo es verdad.

Este incidente fue en sí una tribulación y una prueba para algunos musulmanes, que apostataron del Islam después de haber creído en el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, y procuraron decir esto a Abu Bakr As-Siddiq, que Al-lah esté complacido con él: ¿Acaso te enteraste de lo que dijo tu amigo? ¡Dice que fue llevado por la noche hasta Al Masyid Al Aqsa. Dijo Abu Bakr: ¿Acaso él dijo esto? le respondieron: ¡Sí!

Dijo: si él dijo esto, entonces dijo la verdad. Dijeron: ¿Acaso crees en este relato, que por la noche se fue a Jerusalén y volvió antes del amanecer?
Respondió: ¡Sí! Yo le creo en lo que es más difícil que eso, que el asunto de la revelación celestial, la cual le llega al instante. Por eso fue llamado Abu Bakr As-Siddiq (el que creyó).‎ [Al Hakim en Al Mustadrak] [Adh-Dhahabi].

Fuente:

.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Al-Isra' y Al-Mi'râÿ // El Viaje Nocturno y el ascenso a los cielos   

Volver arriba Ir abajo
 
Al-Isra' y Al-Mi'râÿ // El Viaje Nocturno y el ascenso a los cielos
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Planeando un viaje a Buenos Aires en Febrero, alguien tiene datos de alojamiento?
» El gran viaje (Ultimo mensaje de Norbert Legget)
» Viaje al fondo del alma .( EL , enamorado )
» Elcano o el viaje al fin del mundo
» Viaje a mi interior

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah :: TEMAS :: El Profeta Muhammad saws // Profetas // Sahabas // Milagros de los Profetas // Revivir la Sunnah // Salaf as Saleh. :: El Profeta Muhammad saws-
Cambiar a: