ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah

En este lugar pretendemos dar información clara acerca de Ahl al Sunnah wal Yama'ah. Con absoluta fidelidad y obediencia a los principios islámicos traídos por inspiración Divina a nuestro Profeta salla Allah aleihi wa salam
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 8- Jaled // La Batalla de Hanin

Ir abajo 
AutorMensaje
Iman



Cantidad de envíos : 156

MensajeTema: 8- Jaled // La Batalla de Hanin   Miér Dic 10, 2008 8:26 pm




Jaled Ibn Al-Walid
La Espada de Allah



► Jaled // La Batalla de Hanin

Se reunieron las tribus de Hamadan de Hawzan y de Thaqif y de Jeshem; decían entre ellos que Muhammad -salla Allah aleihi wa salam- había terminado ya de combatir a su gente y no había nada que le impidiese hacerlo ahora contra ellos, así que, era mejor conquistarle, antes de que él les conquistara.

Empezaron a provocar con sus palabras a las tribus hasta que consiguieron reunirlas y entre ellas se les unió la tribu de Bani Sa'ed (los que habían criado al Profeta -salla Allah aleihi wa salam- cuando era pequeño) Tomó el mando de ellos Malek ben Auaf Al-Nasri, era un joven de treinta años, valiente y terco. Les condujo junto con sus mujeres, hijos y bienes y les dijo que cuando vieran a los musulmanes atacaran con dureza y rompieran sus espadas como si fueran todos un solo hombre. Siguió diciéndoles:

triunfamos o morimos o desaparecemos, Puso primero a la caballería, luego la infantería y luego los camellos montados por las mujeres y cargados con toda sus riquezas. Le dijo a Darid iben Al-Samah (el sabio de la tribu) Estoy oyendo el ruido de los camellos y el llanto de los niños, he querido poner detrás de cada hombre a su familia y a sus bienes para que no cesen de luchar por ellos. Darid se ha reído de un plan tan equivocado y le ha dicho:

¿Es que hay algo qué haga volver a un derrotado? Le dijo: Estas loco, si la guerra se vuelve en contra tuya sacrificas todo, tu gente y tus bienes. Muchos se han inclinado por las palabras de Darid, entonces Malek se enfureció y dijo:Oh gente de Hawzan o me obedecéis o hago atravesar esta espada en mi espalda, aquella decisión era la de un hombre al que no le importaba morir y hacer morir a su gente por conseguir derrotar a los musulmanes.

Habían pasado unos días desde la misión de bani Jathima y el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- se enteró de lo que planeaba la gente de Malek, salió con dos mil hombres recién convertidos al Islam y con diez mil de sus amigos que han venido con él desde Medinah.

No tenían muchas armas así que cogió prestados 30 ó 40 escudos y treinta mil flechas de su primo Nawfal ben Al-Hareth, y puso a Jaled en la delantera del ejército con cien jinetes de Bani Salim. Dijo el Hareth iben Malek, hemos salido con el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- y éramos recién entrados al Islam y hemos acompañado al Profeta -salla Allah aleihi wa salam- hacia Hanin.

Los musulmanes se han visto como un ejército grande y numeroso, Abu Bakr -radia Allah anhu- dijo: no nos derrotarán hoy por ser pocos.

El ejército avanzaba y vino un jinete de reconocimiento que le dijo al Profeta -salla Allah aleihi wa salam- que había visto a toda Bani Hawzan reunidos en Hanin con todos sus bienes; el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- sonrió y dijo:

esto será el botín de los musulmanes mañana, con la ayuda de Allah, luego preguntó: ¿quién hace guardia esta noche? y dijo Anas iben Abi Merthed, yo, Mensajero de Allah. Le mandó subir a lo más alto y le dijo que no se descuidara y que vigilara muy bien.

A la mañana siguiente el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- preguntó si habían visto o se han oído caballos y le han respondido que no. El Profeta -salla Allah aleihi wa salam- se puso a rezar y cuando terminó la oración dijo:

alegraos, ya viene nuestro jinete, el jinete dijo que había subido a lo más alto como le había ordenado el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- y no había visto a nadie. Le preguntó: ¿has bajado esta noche? dijo: sólo para rezar.

Era un día muy caluroso y el sol daba de frente a los musulmanes que se vieron inesperadamente sorprendidos por el ataque de los asociadores con una lluvia de flechas; los asociadores se habían escondido y vencieron en el primer ataque; pero las circunstancias cambiaron algo, por algunos movimientos por parte de los musulmanes.

El primer movimiento vino de parte del Profeta -salla Allah aleihi wa salam- encabezó las filas y cogió el mando del combate. Estaba montado sobre su mula al-shahba'a, miró a la derecha y dijo: ¡oh, ansares! y miró a la izquierda y dijo: ¡oh, ansares! para llamar su atención; le escucharon.

Se dice que antes de llegar los demás al punto donde se encontraba el Profeta -salla Allah aleihi wa salam- sólo estaban con él -salla Allah aleihi wa salam- Abu Bakr, Omar, Ali, El Abas y su hijo Al Fadel, Abu Sufían, Ben Al Hareth, Rabi'a del Al Hareth, Mu'tab ben abi Lahab y Abd Allah ben Mas'ud, entre todos no llegaban a doce hombres.

El Profeta -salla Allah aleihi wa salam- ordenó a su tío que dirija el ejército y todos dijeron: a tus órdenes. Avanzaron hacia donde estaban y volvieron al combate y todos luchaban sin darle valor a sus vidas, hasta las mujeres lo hacían sin tener ningún miedo a la muerte como por ejemplo Al Amisa'a la madre de Anas ben Malek, que estando embarazada ató a su cintura un cuchillo para defenderse si era atacada.

A Jaled se le había escapado su caballo en el primer ataque que habían sufrido los musulmanes se quedó luchando a píe hasta que cayó herido, de tantas heridas recibidas llegó un momento que no podía avanzar ni andar. El Profeta -salla Allah aleihi wa salam- lo encontró cuando fue a ver a los heridos, lo ha bendecido y consolado.

Los musulmanes perdieron en el primer ataque porque los asociadores eran más escudos, se adelantaron por sorpresa a los musulmanes, el sol les daba de frente a los musulmanes, el jinete de vigilancia no vio nada y no les informó correctamente, algunos recién islamizados, la gente de bani Salim, les unían lazos familiares con Hawzan (los asociadores) y les daba pena de ellos, así que, cuando han sido derrotados (algunos escuadrones del ejército musulmán) no les persiguieron y decían no matéis a vuestros hermanos (entre los asociadores) Su fe fue débil y después de la muerte del Profeta -salla Allah aleihi wa salam- ellos fueron de los apostatas.



(*) Radia Allah anhum.



Extraído del Libro: Jaled el Formidable
Autor: Ábass Mahmud Al-Aqâd
Editorial: Nahdat Masser
Traducido del árabe al castellano, con la ayuda de Allah, por un hermano Palestino. Allah acepte su esfuerzo. Amin.


.

Volver arriba Ir abajo
 
8- Jaled // La Batalla de Hanin
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Batalla del bosque de Teutoburgo
» La Batalla de las Navas de Tolosa
» Recreación de la Batalla de Almansa 1707
» Duda fase de batalla
» ¿ QUE BATALLA INUTIL PELEAS CON EL ESPEJO?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ISLAM: Ahl al Sunnah wal Yama'ah :: TEMAS :: El Profeta Muhammad saws // Profetas // Sahabas // Milagros de los Profetas // Revivir la Sunnah // Salaf as Saleh. :: Salaf as Saleh.-
Cambiar a: